Representantes de alrededor de 50 pymes proveedoras de la industria ferroviaria presentaron sus antecedentes ante fabricantes internacionales de trenes que participarán de la licitación lanzada por el Ministerio de Transporte para la compra de 1.500 coches eléctricos, con el fin de asociarse a grandes compañías.

“El objetivo de la reunión es que los fabricantes internacionales conozcan las capacidades productivas que tiene Argentina en este sector, pese a que durante muchos años fue ignorado por el Estado”, afirmó ayer la cartera de Producción.

El secretario de Industria, Martín Etchegoyen, explicó que el plan de infraestructura del Gobierno, “el más ambicioso de la historia, es también una oportunidad para el desarrollo industrial”.

El pliego de la licitación para la compra de 1.500 coches eléctricos incluye una exigencia de contratación de al menos 20 por ciento de los componentes a proveedores locales y premia la mayor integración nacional y el ensamble local. Este mecanismo está previsto en el proyecto de Ley de Compre argentino.