Las exportaciones de las pymes argentinas cayeron en los últimos años casi u$s2.500 millones producto de la falta de competitividad.

Según los índices surgidos del cruce de distintos informes públicos y privados, las ventas al exterior de las empresas locales componen el 8% de las exportaciones totales, que en los últimos años pasaron de casi u$s8.000 millones a poco menos de u$s6.000 millones anuales.

"La caída de las exportaciones se combinó con una apertura de importaciones que dejaron un desbalance comercial, que empuja aún más los gastos del Estado y no permiten el despegue que necesitamos las industrias para volver a generar empleo", explica Daniel Rosato, presidente de Industrias Pymes Argentinas (IPA).

El atraso cambiario y por la evolución de los costos locales son una preocupación

Con un crecimiento de los precios acumulado en 2017 del 23,5% (IPC-Indec) y un tipo de cambio promedio de $17,50 por dólar, se presenta una situación de atraso cambiario, indica el ejecutivo.

"Este atraso cambiario, por la evolución de los costos locales a lo largo del año, le va restando competitividad a la actividad industrial y productiva nacional, principalmente de la pymes industriales que necesitan hoy un tipo de cambio de $22 para poder competir", agrega Rosato.

De todas formas, el ejecutivo asegura que "un tipo de cambio apreciado, sin herramientas para controlar los efectos no deseados como el traslado a precios, podría provocar perjuicios para los argentinos en general, lo que equivale a un golpe al mercado interno, y esa consecuencia es contraria a nuestros intereses".

Trabas

En la Argentina existen 700.000 pymes, 9.000 de ellas son las que exportan y sólo una de cada cinco está a cargo de mujeres, según datos sobre comercio exterior.

La Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional (AAICI) y el Centro de Comercio Internacional (ITC), con el apoyo del Ministerio de Producción presentaron el capítulo de "She Trades" en Argentina, un proyecto cuyo fin es impulsar un ambiente transformativo para mujeres emprendedoras.

Para Lorena Triaca, directora de Asuntos Externos de la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional (Aaici), "hay baja participación de la mujer en la economía en general", a lo que se le agregan cuestiones como "acceso al financiamiento bancario" y "exigencias colaterales, como el caso de las garantías", de las cuales muchas mujeres carecen.

Por su parte, Marcelo Elizondo, ex director de la Fundación ExportAr y actual director de la consultora DNI, dijo a Télam que "son pocas las mujeres empresarias, y el comercio exterior tiene sus complejidades que quizá disuadan a las mujeres" para asumir esas tareas.

"Hay que viajar mucho, ver a clientes en el exterior, acompañar productos, llevar muestras, todas obligaciones que les resultan más gravosas a las mujeres", describió Elizondo, y agregó que a todo eso se le suman cuestiones culturales.