Cuando hay elecciones, los candidatos se disputan al publicitario Ramiro Agulla. Saben que con su creatividad logra que no pasen desapercibidos. Para la próxima contienda electoral, fue tentado por Facundo Manes y Florencio Randazzo, había acordado trabajar con los dos, pero hubo un cambio de planes a último momento. Desde Miami, Ramiro Agulla conversó con BAE Negocios y contó el trasfondo de su trabajo en esta campaña.

 Para dimensionar la experiencia de Agulla, basta con decir que no sólo revolucionó la publicidad argentina, junto a su ex socio Carlos Baccetti, sino que cuando entró en la comunicación política dejó huella. Fue el creador de la campaña de Fernando de la Rúa y del recordado: “Dicen que soy aburrido”. Logró dar un batacazo con Francisco de Nárvaez y le ganó la provincia de Buenos  Aires al mismísimo Néstor Kirchner en el 2009. Trabajó con Carlos Menem y uno de los spots que más se recuerda es el “Vamos Menem”, también fue el ideólogo de campañas como las de José Manuel De La Sota y Juan Schiaretti en Córdoba y fue el responsable de la campaña de Aníbal Ibarra que lo catapultó como Jefe de Gobierno porteño en el 2000, al derrotar a Domingo Cavallo.

El publicitario hizo la campaña de Daniel Scioli 2007; del gobernador Omar Perotti en Santa Fe en 2019; de Vicente Fox en México en el 2000 y de Michelle Bachelet en Chile, entre otros. La campaña que perdió fue la de Sergio Massa, cuando se presentó como candidato a presidente en 2015 y quedó tercero.

Ramiro Agulla y las campañas electorales

Volvió a la publicidad política y su primer spot con firma fue el aviso de Randazzo que parodia a Cristina Fernández. Conocido por su habilidad para construir presidentes, BAE Negocios le consultó sobre cuál es realmente el poder de sus campañas publicitarias en una elección presidencial, si cree que puede convertir a cualquier persona en un presidente: "Sólo un candidato se convierte en presidente, una campaña debe aportar dos, tres o cuatro puntos como máximo, si es muy buena, no más"

Sobre el signficado de las contiendas políticas, Ramiro Agulla señaló: “Las campañas electorales son el momento donde los políticos le sacan plata a los ricos y votos a los pobres con la excusa de protegerlos a unos de los otros”, 

Apenas comenzaron a verse los spots de campaña del candidato a diputado bonaerense Facundo Manes, todas las miradas fueron a Ramiro Agulla. El se encargó de decirle a su amigo, el analista político, Raúl Timerman por twitter: “Te dije, que cuando yo hiciese algo de mi estilo se iba a notar”. Pero algo de cierto había en los que vieron la mano del publicitario.

Ramiro Agulla le contó a BAE Negocios: “En un principio estaba consensuado que iba a hacer las dos campañas de Randazzo y Manes (no es la primera vez que lo hago). Luego la de Manes se fue complicando, nunca cerré porque era difícil encontrarme con él o por otras razones. Entonces quedé stand by con Manes, que aún tiene ideas mías pero no las usa y continué con Florencio". Los que lo conocen, como el analista político Timerman, responden: "No siguió con Manes porque era un duelo de egos".

El publicitario que creó la frase: "Dicen que soy aburrido", para la campaña de Fernando de la Rúa, explicó por qué aceptó trabajar con el ex ministro del Interior de Cristina Kirchner: "Continué con Randazzo, que no es K, no es corrupto, es un hacedor nato, y lo más importante es que me cae bien. Como le cae bien a mucha gente que dice “lástima que sea peronista“. Pero yo creo que Florencio es un peronista al que muchos podrían votar sin ser peronistas”. 

En su primer spot de campaña, no se ve ni la cara del mísmisimo Randazzo. Recrea una supuesta charla con la actual vicepresidenta, en la que Cristina le pide que sea candidato a gobernador bonaerense y él se niega. Muestra a la vicepresidenta enojada, malhumorada, diciendo malas palabras y maltratandolo. Además, la pieza recibió varias críticas por su tono, para muchos agresivo y hasta algunos lo tildaron de misógeno. El publicitario respondió: “La que lo maltrata es ella, el maltratado es él”. En Todo Noticias le consultaron a Randazzo si esa charla fue real. El aspirante ahora a diputado bonaerense, contestó: "No, es una parodia, es un aviso de campaña".

El publicitario confió en que "colgarse" de Cristina, como diría Moria Casán, y mostrarla enojada, le iba a dar rédito en el segmento de votantes buscados. Algunos tweets lo cuestionaron: "El spot de Randazzo es como el dolido que dice que se olvidó del ex y vive hablando mal del ex...".

Sobre la voz que imita a Cristina, hasta Graciela Borges tuvo que salir a explicar que no era su voz. El que parodia a la vicepresidenta es Claudio Rico, el mismo humorista que trabaja en Polémica en el Bar y también fue la voz de los avisos de la provincia de Buenos Aires.

Raúl Timerman analizó el principal problema que tiene Randazzo como candidato y le dijo a BAE Negocios: “Randazzo es un político que siempre dice la verdad, no es hipócrita. Cuando no quiso presentarse como gobernador bonaerense, cuando fue candidato a senador por el PJ y su jefe de campaña era Alberto Fernández, también insistió con el valor de la palabra.  A pesar de eso, no consigue que lo voten. En las campañas, Randazzo aparece invisible, no se lo ve.  Qué intentó hacer Ramiro Agulla, visibilizarlo e hizo un spot disruptivo, lo hizo entrar rompiendo los vidrios del salón para que se lo vea”.

Ramiro Agulla
Ramiro Agulla, el publicitario que le dio ideas también a Facundo Manes

La versión 2021 de Ramiro Agulla muestra a un publicitario que se parece más a un militante de base cuando habla de su cliente: “Randazzo todo lo que hizo lo hizo bien. Le tiraron el muerto de los trenes, resolvió el tema en dos meses y sin una denuncia. Resolvió el problema de millones de indocumentados y les dio derecho a la identidad, de paso a nosotros nos dio un DNI en 30 minutos, lo mismo que el pasaporte, que hasta lo podes sacar en Ezeiza si te lo olvidaste o está vencido. Sacó la SUBE. Le dijo que no a Cristina cuando lo quiso poner a dedo para gobernador en el 2015, cuando en realidad le había prometido unas PASO a presidente contra Daniel Scioli. Dio un portazo. Perdieron. Cristina lo llamo de vuelta para que enfrentara como senador en 2017 a Esteban Bullrich, le dijo otra vez que no quería saber nada con ella y se tuvo que presentar ella y perdió”.

Sobre sus charlas con Randazzo confía a BAE Negocios: “Él cree que si aceptas un cargo es para hacer cosas que le cambien la vida a la gente y que si no te tenes que ir a tu casa y no atarte al cargo. Cree que si una vez que asumís te vas a quejar de la herencia, de lo que te dejaron, o que hace muchos años que andan mal las cosas, “para que carajo asumís pelotudo”. Considera que a veces no garpa tanto hacer cosas, porque a veces la gente confunde o le da lo mismo el chanta que no hizo nada de nada para mejorar la vida de los ciudadanos. Dice que si le preguntas a muchos ministros que hiciste para contribuir a una vida mejor para los argentinos. No pueden decir ni una sola cosa. Todo lo que le dieron parecía un chino imposible sin embargo lo hizo y lo hizo bien. Eso en Argentina suena a ciencia ficción. Y todo sin ni una denuncia penal”.
Se lo nota entusiasmado, pero aclara que le incomoda que escriban que “es el publicitario de Randazzo” y aclara: “soy el publicista que hizo los avisos de Randazzo. Me molesta ser de la propiedad de alguien”.

El análisis de la campaña de Randazzo 

El creador del Vamos Menem, le insistió al analista político Raúl Timerman, director del grupo Opinión Pública, para que analizara el primer spot de Randazzo. Timerman le dijo a BAE Negocios: “La pieza pretende que se lo vea y se lo ve, no se si sirve para obtener votos. La publicidad no es, si me gusta o no me gusta, es si sirve o no sirve. La pieza puede no gustarme, pero sirve para decir aquí esta Randazzo. Alcanza para tener los votos necesarios: no, hay que hacer una campaña. Ese puede ser el tono de la campaña? No, no hay nada de pro positivo. La campaña debe decir aquí estoy, propongo esto y pedir el apoyo. Es un típico spot con el sello de Ramiro Agulla.  Si Randazzo y su segunda candidata Carolina Castro entran, el objetivo esta cumplido”.

Agulla promete que la campaña sigue y que el tono será pro positivo. Por ahora, el objetivo está cumplido. El publicitario quería que todos se enteraran de su vuelta y lo logró. 

Más notas de

Graciela Moreno

Charly Alberti lanzó su cerveza con malta de agricultura regenerativa

Rock y negocios:la historia de un acuerdo impensado

Grupo Libertad destina $900 millones para la apertura de su nuevo formato minimayorista

Los minimayoristas ofrecen venta por volumen a precios competitivos

Le Coq Sportif vuelve a fabricar calzado deportivo en Argentina en Bicontinentar

Bicontinentar pasó de 50 a 500 trabajadores en menos de un año y medio

Yapa, el nuevo mercado gastronómico del shopping de Villa del Parque

Diez propuestas gastronómicas, teatro y DJ

Nuevo shopping outlet: más de 30 primeras marcas llegan a Villa del Parque

Un gran outlet sustentable abre sus puertas en noviembre en el ex shopping de Villa del Parque

Puma invertirá 7 millones de dólares y sumará 400 trabajadores

Puma pasará de fabricar 3 millones a 5 millones de pares en 2025

La historia de Nigo, el diseñador japonés que creó la remera que usó Lionel Messi

Nigo, el diseñador japones que revoluciona la moda

Panini duplicó el turno de producción de figuritas del Mundial Qatar 2022

Los kiosqueros piden un tercer turno de producción para normalizar la demanda

Un ex jugador de fútbol apuesta a la gastronomía francesa en Recoleta

Gontran Cherrier, la famosa marca de patisserie francesa llegó a la cuadra de La Biela

Cocho López, socio del nuevo helipuerto porteño del Autódromo

Daniel Saramaga y Cocho López invirtieron un millón de dólares