El unicornio colombiano Rappi está recortando al 6% de su planta laboral en toda América Latina, región en la que se concentra su presencia en ocho países: Colombia, Brasil, México, Argentina, Chile, Perú, Uruguay y Costa Rica. Cuenta con unos 5.000 trabajadores.

La empresa tecnológica explicó a Forbes que se trata de unos ajustes en el equipo para fortalecer el área de tecnología y concentrarse en la experiencia de los usuarios.

Para hacer realidad esa visión, dicen, tuvieron que tomar la decisión de reducir el tamaño de algunas de sus áreas e incrementar otras para cumplir sus metas este año.

Consultada por iProfesional, la filial local de la firma de tecnología aseguró que "esta decisión no es un reflejo de nuestros planes de crecimiento, ya que de hecho estamos contratando activamente a una gran cantidad de personas en nuestras áreas clave para 2020 en la región".

"Tenemos planes ambiciosos para el futuro cercano en Latinoamérica y hay una perspectiva muy optimista para el negocio de Rappi este año. Hemos disfrutado de un gran crecimiento el último año, con aún más espacio para crecer", añadieron sin especificar cuántos de los empleados argentinos serían alcanzados por la reducción.