La facturación de los comercios de proximidad que reabrieron sus puertas en la primera semana de actividad tras la flexibilización de la cuarentena que se inició este lunes fue inferior a la mitad de los días previos al aislamiento, informó hoy la Federación de Comercio e Industria (Fecoba).

Los datos, relevados por una encuesta online y telefónica que abarcó los 60 centros comerciales de la Ciudad, revelaron que el 54,8% de los comercios señaló que su nivel facturación se ubicó entre 0 y 25% respecto de los niveles previos a la cuarentena; mientras que el 45,2% de los comerciantes reportaron una facturación de entre 25 y 50% en comparación con un día normal previo al aislamiento obligatorio.

Por otra parte, la encuesta de Fecoba precisó que pudo efectivamente reabrir el 80% de los comercios autorizados, mientras que el 20% restante no logró acondicionar el lugar en la primera semana para atender al público.

En lo que respecta al nivel de afluencia de clientes, el 80,6% de los consultados observó menos gente que un día normal previo a la cuarentena, en tanto que el 19,4% restante reportó que hubo el mismo nivel que un día habitual.

"Durante la primera semana de actividad no se observaron grandes cambios con relación a las reaperturas esporádicas anteriores", planteó el presidente de Fecoba, Fabián Castillo, quien agregó en este sentido que "pese a poder retomar el trabajo, el sistema productivo está lejos de normalizarse" y que encima "el clima no acompañó".

"Esperamos que a partir de las próximas semanas la situación comience a mostrar algún signo de recuperación pero el escenario general de las Pymes es realmente grave", afirmó con preocupación el dirigente empresario.

Por último, Castillo señaló la necesidad de continuar con la concientización acerca de la importancia de cumplir con los protocolos sanitarios tanto para empleados como para clientes en cada comercio o taller.

“No podemos darnos el lujo de cometer errores y que tengamos que volver a cerrar”, concluyó Castillo.

Apoyo a las medidas del Gobierno

Castillo participó además del acto en el que el presidente Alberto Fernández y el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, anunciaron la ampliación del programa ATP y de créditos subsidiados para las empresas.

"Son medidas que van el sentido correcto que nos permiten pensar en una recuperación a futuro", aseguró el dirigente empresario al respecto, y agregó que "en tiempos en los que todavía no puede observarse una luz al final del túnel, la necesidad de contar con un Estado presente que salga al auxilio resulta imprescindible".

"El Presidente ha manifestado su intención de seguir acompañando a las Pymes de la Argentina, que son las principales generadoras de empleo del país. Valoramos esa visión y nos unimos al esfuerzo de todo el sector productivo que intenta ponerse de pie en medio la peor crisis de la que se tenga memoria", desarrolló el dirigente.

Reapertura en el AMBA

Tras 17 días de cuarentena estricta entre el 1 y el 17 de julio, el AMBA volvió a una fase de reapertura a partir del pasado lunes 20 de julio. 

En la Ciudad de Buenos Aires, ese mismo día reabrieron los comercios no esenciales, excepto los de indumentaria y calzado, que reabrieron recién el miércoles 22. El miércoles 29 de julio, en tanto, podrán volver a abrir las peluquerías, manicurías, pedicurías y centros de depilación, mientras que los comercios no esenciales de zonas de alta circulación recién podrán volver a funcionar el lunes 3 de agosto. Los ubicados en la avenida Avellaneda, la zona de Once o en centros de transbordo deberán permanecer cerrados.

En la provincia de Buenos Aires, por su parte, los comercios pudieron reabrir el miércoles 22 de julio, excepto las peluquerías y centros de estética que reabrirán recién el próximo lunes. En cambio, los comercios pertenecientes a los rubros textil o de juguetes solo podrán volver a funcionar en el Gran Buenos Aires una vez que estos municipios pasen a fase 4.