El sector de las ferias y congresos fue uno de los que más sufrió el efecto de la pandemia.

Luego de un 2019 que terminó con 7.750 reuniones en el país, en su gran mayoría Ferias y Exposiciones, la industria tuvo que bajar la persiana por la llegada del Covid-19.

El impacto fue mayúsculo para un sector que, antes del confinamiento obligado, aportaba al país casi 36.000 millones de pesos y que, según datos del Observatorio Económico de Turismo de Reuniones de la República Argentina, ya se posicionaba primero en Latinoamérica como la nación con mayor cantidad de congresos internacionales realizados, con 214 en total.

Ahora, en este escenario de aperturas, uno de los lugares que marca el pulso de la industria es La Rural de Palermo. La empresa acaba de anunciar la vuelta de los eventos presenciales en sus instalaciones, con más de treinta ferias y exposiciones ya confirmadas para 2022. Desde que llegó la pandemia sólo se organizaban reuniones híbridas, que combinaban algunas pocas personas presenciales y el resto de manera remota.

Luego de meses de preparación y desplegando rigurosas medidas de seguridad, la compañía presentó su calendario de actividades. El mismo prevé el retorno de eventos emblemáticos como la Exposición Rural, la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, el Congreso Argentino de Cardiología; y se incorporan novedades como Busworld Latin América Buenos Aires, Argenplas y TecnoFidta.

Durante la presentación del evento, Claudio Dowdall, Director General de la compañía afirmó que "volvemos a reencontrarnos. Tuvimos una pausa activa durante quince meses para trabajar en los protocolos y demostrar que la industria ferial podía y debía volver. Llegó el momento de poner en marcha el motor de un sector que tiene mucho para aportar al país. Estamos profundamente entusiasmados y felices de volver a recibir a clientes, expositores y visitantes en un encuentro cara a cara, algo crucial para generar oportunidades de networking, para propiciar y dinamizar vínculos comerciales y oportunidades de nuevos negocios. Poder ofrecer un entorno seguro, preparado y pensado 100% para esos fines, es para nosotros una gran satisfacción".

Por su parte, Gonzalo Robredo, Presidente del Ente de Turismo de Buenos Aires, anunció la buena noticia. "Ya firmé la resolución por la que se terminan los aforos y se puede trabajar al 100% de la capacidad habilitada por la ciudad, con un tope de 6.000 personas en simultáneo".

A su vez, Fernando Gorbarán, Presidente de AOCA (Asociación Argentina de Organizadores y Proveedores de Exposiciones, Congresos, Eventos y Burós de Convenciones) sostuvo que "trabajar unidos es la única forma de poner de pie nuestra industria y sobre todo ver salir adelante a esas pymes, principalmente industriales, de comercio y de servicios, que tanto necesitan de las exposiciones para mostrar sus productos. Ojalá el 22 sea el año de acomodarnos para volver a un crecimiento sostenido del sector ferial"

Por su parte, el Director del Bureau de Buenos Aires, Mariano Castex también presente en el evento, afirmó: "Queremos agradecer esta iniciativa porque hacía falta para romper la inercia. Hay un futuro que comienza hoy". Y se dirigió con un pedido a las autoridades "Las convenciones, exposiciones e incentivos internacionales sucederán si las conectividades aéreas vuelven como en 2019".

Derrame

 

Se calcula que un turista que viene al país a participar de un evento gasta de tres a cuatro veces más que un visitante convencional. El turismo de reuniones colabora con otras industrias, como la de transporte. Previo a la pandemia, Buenos Aires tenía 700 vuelos internacionales semanales y 900 locales.

Además hay otros rubros beneficiados, como la gastronomía y la hotelería. Hay más de 2.000 empresas involucradas en el negocio.

Según el Oxford Economics and Evento Industry Council, lo eventos del sector son generadores de 26 millones de puestos de trabajo directos e indirectos en todo el mundo. En Argentina, antes del Covid, generaba unos 300.000 puestos.