El gobierno de la provincia de Córdoba autorizó la transferencia de la participación accionaria del Banco Galicia en Aguas Cordobesas al Grupo Roggio, y éste terminó de abonar el saldo pendiente por $9,6 millones, para ampliar su posición en la empresa a 71,98 por ciento.

“La provincia de Córdoba, en su calidad de concedente del servicio brindado por Aguas Cordobesas, autorizó a través del Decreto 1.498, la transferencia de 900.000 acciones clase E por parte del Banco a Benito Roggio e Hijos”, precisó la jefa de Secretaría de Directorio del Galicia, Patricia Lastiry, en un comunicado a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.

Indicó que “la transferencia de acciones implicará el pago del saldo de precio por parte de Benito Roggio al Banco, el cual asciende a la suma total de $9.665.000”.

En abril de este año, el Galicia resolvió vender al Grupo Roggio su participación de 10,83% en Aguas Cordobesas en $48 millones, de los cuales, $38,3 millones se abonaron en ese momento, y quedó un saldo de $9.665.000 a pagar una vez obtenida la autorización del gobierno cordobés.

Esta operación permitió a Roggio aumentar su posición accionaria de 61,15% a 71,98% en la operadora del servicio de agua y cloacas provincial, en tanto el 28,02% restante está en manos de Inversora Central, sociedad conformada por la familia Bobadilla, de origen cordobés.

Al ser Roggio también de esa provincia, Aguas Cordobesas quedó por primera vez en su historia 100% en manos de capitales locales.