El gigante de indumentaria Nike informó este jueves sus ganancias y ventas para el cuarto trimestre fiscal y cierre contable del año. Como sucede generalmente, la empresa superó las estimaciones de los analistas y registró ingresos récord en el mercado de América del Norte. Aunque Estados Unidos ya se aleja cada vez más de la pandemia del coronavirus (Covid-19) y reanuda sus actividades normalmente, las compras de indumentaria deportiva y ropa de casa siguieron aumentando. 

Las ventas globales de Nike casi que se duplicaron en un año, pasando de los 6.310 millones de dólares informados en mayo de 2020 a 12.340 millones dados a conocer ahora. El número superó a los 11.010 millones estimados. Las ventas también crecieron en China, uno de los mercados que más aumento ha tenido en los últimos años, aunque mucho menos de lo esperado. La suba fue de 17%, a 1.930 millones de dólares.

¿Qué pasó? Los consumidores en China amenazaron a la empresa con un boicot después de que algunas marcas occidentales, entre ellas Nike, expresaron su preocupación por las acusaciones de trabajo forzoso en Xinjiang. Los temores fueron, al final, peores que los resultados porque, aunque se disminuyó la suba, igualmente fue beneficiosa. 

La empresa casi que duplicó sus ingresos

Nike explicó sus ganancias principalmente por América del Norte, el mercado más grande de Nike, donde las ventas se duplicaron a un récord de 5.380 millones de dólares, ya que la compañía aumentó con respecto al año anterior, cuando la pandemia de Covid estaba afectando con más fuerza a la industria minorista. Las ventas de la región aumentaron un 29% en dos años.

Según informó CNBC, Nike también vio un impulso en su negocio mayorista, algo que estuvo en gran parte inactivo un año antes durante la pandemia, cuando los centros comerciales y los grandes almacenes tuvieron que cerrar temporalmente sus puertas y poner en pausa los pedidos de mercadería.

"Estamos construyendo un nuevo modelo financiero que continuará impulsando un crecimiento rentable y sostenible a largo plazo", dijo Matt Friend, director financiero de Nike, en un comunicado.

Ganancias cómodas

Aún con el regreso de la presencialidad en las escuelas, las oficinas y otros entornos sociales, muchos siguieron buscando opciones relajadas como zapatillas y pantalones elásticos. Además, los consumidores siguieron comprando desde casa, donde más cómodos están: las ventas digitales aumentaron un 41% en comparación con el año anterior y un 147% en comparación con el mismo período en 2019.

De esta manera, los ingresos netos de Nike para el período que terminó el 31 de mayo se elevaron a 1.500 millones de dólares, o 93 centavos de dólar por acción, en comparación con una pérdida de USD 790 millones, o 51 centavos de dólar por acción, un año antes.

"Impulsados por nuestro impulso, continuamos invirtiendo en innovación y nuestro liderazgo digital para sentar las bases del crecimiento a largo plazo de Nike", dijo el CEO de Nike, John Donahoe.

Nike pudo reabrir casi toda su red, con el 99% de las tiendas ahora en pleno funcionamiento o abiertas con horario reducido.