El último fin de semana largo sirvió para que mucha gente se acerque a los principales destinos turísticos del país no sólo para descansar sino también para terminar de cerrar el alquiler del lugar en donde se van a hospedar durante las próximas vacaciones de verano.

Más allá de la cautela, los acuerdos que se cerraron por estos días sirven para acercar un panorama sobre los valores que se manejan para la temporada estival.

Fuentes del sector le aseguraron a BAE Negocios que vacacionar en el país costará hasta un 23% más de lo que salió en el verano 2017, teniendo en cuenta los gastos en alojamiento, traslado, excursiones y gastronomía. Es decir, casi en línea con la inflación oficial proyectada.

Durante el verano pasado, alojarse en una cabaña para cuatro personas en Mar del Plata tenía un valor de $1.447 por noche. Mientras que este año ese mismo alojamiento oscila los $1.800, según datos del sitio AlquilerArgentina.com. Un pasaje en avión a esa ciudad pasó de $1.700 a los 2.100 pesos para esta temporada y en micro, ida y vuelta, de $1.150 a 1.300 pesos.


Eric Barbero co fundador del portal, indicó que "tenemos buenas expectativas para esta temporada, creemos que será mucho mejor que la del año pasado. No solo por el relevamiento que hicimos con los cabañeros agrupados en nuestra plataforma, sino también por un sondeo con turistas que alquilaron alguna vez a través de nuestro sitio. Una buena señal es que la mayoría de los cabañeros ya definió su política de precios, algo que no pasaba en otras temporadas. Esto da la posibilidad a los turistas de pagar en cuotas y planificar mejor sus vacaciones. Creemos que los operadores turísticos locales están entendiendo que para competir con Chile, Brasil o Uruguay tienen que ofrecerle un diferencia de valor a los argentinos, tanto en precios como en la calidad del servicio que ofrecen".


Estrategia
Ocho de cada diez dueños de cabañas, casas y departamentos de veraneo ya establecieron tarifas para el verano 2018. Los especialistas indican que quienes aún no establecieron un precio lo hacen porque están esperando a que se definan las tarifas de los servicios y a que pasen las elecciones del próximo domingo.

Más de la mitad de los dueños de cabañas cree que los argentinos van a viajar al exterior.


Para compensar esta situación, muchos dueños de alojamientos temporarios piensan atraer más turistas mejorando la infraestructura y equipamientos del alojamiento; utilizando ofertas y descuentos y sumando servicios.

Si bien la mitad de la mitad de los propietarios afirma no haber recibido aún reservas, es una situación familiar para la fecha. Cada año es más notable que el turista organiza sus vacaciones con menos tiempo de anticipación.