En un nuevo capítulo, a pocas horas de ser vendida y apelada su venta, se incendia la planta de Zanella ubicada en San Luis. Seis dotaciones de bomberos intentan apagar el incendio, y de milagro no hay heridos: sólo había 5 trabajadores en el lugar.

La planta de San Luis ubicada en el Parque Industrial Norte, ruta 7 kilómetro 757, se prende fuego desde la mañana. En agosto fueron despedidos 32 trabajadores y apenas quedaban 40 operarios que ayer salieron de vacaciones.

Fuente: BAE Negocios

Pedro Chacón, quien trabajo 9 años en esa planta hasta su despido, contó a BAE Negocios: "Es muy raro que justo a horas de la venta a IMSA que es Corven, se haya prendido fuego. Justo afecta a la parte alta donde están todos los papeles. Dicen que querían sacar un horno de pintura con una amoladora y había un material inflamable y se incendio. Muy raro, y aún intentan apagarlo".

Fuente del video: BAE Negocios

Zanella, que supo tener cuatro plantas, cerró las de Mar del Plata, Cruz del Eje, casi toda la planta de Caseros y sólo tenía operarios que ensamblaban cuatriciclos en San Luis.

En la edición de hoy de BAE Negocios se publicó la historia de la polémica venta a IMSA. Incluso Leandro Iraola, presidente de Corven, confirmaba que no estaba cerrada la compra con otros socios.

Zanella esta en concurso preventivo desde 2003. El juez Agustín Ruta aprobó las ventas de la marca a IMSA junto a la planta puntana. La operación fue apelada y el juez fue recusado por Motomel, del grupo La Emilia, que asegura haber ofertado US$3,9 millones contra US$ 1,9 millones de IMSA.

Fuente del video: BAE Negocios

Ayer Zanella desmintió haber recibido la oferta de Motomel, sin embargo, Roberto Pagano, abogado del grupo La Emilia acercó a BAE Negocios la propuesta de compra presentada el 22 de noviembre pasado.

El letrado insiste en que "es una maniobra para vaciar la empresa, lo único que valen son las marcas. El juez, que es un mentiroso, autorizó que IMSA deposite el dinero en un fideicomiso sólo para pagar cargas laborales, cuando hay muchos más acreedores que pedirán la quiebra", denunció.

Fuente: BAE Negocios

Todavía queda más de un centenar de trabajadores que aún no cobraron o no terminaron de cobrar la indemnización, como es el caso de los obreros de Caseros y San Luis, respectivamente.

En este contexto, cuando justo ayer Motomel apeló la venta de la planta a IMSA, integrada por Corven y otros socios, y se pidió la recusación del juez, el incendio resulta llamativo. La Justicia debía determinar si se vendió al precio correcto o no.