Las distintas líneas de créditos hipotecarios que durante este año lanzaron bancos públicos y privados siguen impulsando al mercado inmobiliario.

En los primeros nueve meses del año las escrituras apalancadas con préstamos alcanzaron las 9.893, 163% más que en igual período del año anterior, cuando alcanzaron las 3.755. El piso se registró en 2015, cuando llegaron a las 2.846.

Las escrituras con crédito significaron el 23,2% del total en unidades, 11,5 puntos porcentuales más que en similar período del año anterior; mientras que en monto representaron 19,3%, ocho puntos más que en similar tramo de 2016, específico un reporte del Colegio de Escribanos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Desde el lanzamiento de los préstamos en UVAS de diferentes líneas, el Banco Ciudad otorgó 11.250 cré- ditos. El presidente de la entidad, Javier Ortiz Batalla, señaló que “el fuerte respaldo al gobierno en las urnas tendrá su correlato en la decisión de mucha más gente de tomar los créditos en UVAs para vivienda y personales”. Hasta ahora, el Banco Provincia ya superó los 8.000 préstamos otorgados por $9 millones, entre las líneas en UVA y Procrear, que representan más del 95% del total de hipotecarios otorgados. Además, hay 12.700 trámites iniciados.

“La gobernadora María Eugenia Vidal nos planteó el desafío de estar cerca de la gente, por eso este año finalizaremos con más de 10.000 créditos hipotecarios otorgados y en 2018 pretendemos llegar a los 18.000”, aseguró Juan Curutchet, presidente de la entidad.

Clase media, el objetivo
En paralelo, frente a la necesidad de inyectar nuevas unidades al mercado y dinamizar la economía del sector, los desarrolladores piden más créditos intermedios y se imaginan un 2018 con fideicomisos financieros y el apalancamiento en el mercado de capitales para el lanzamiento de nuevos productos para el segmento medio.

En ese sentido, Gustavo Menayed, Presidente de Grupo Portland, explica que “es muy importante que los bancos continúen entregando créditos a usuarios finales, pero también es fundamental solventar la asignatura pendiente con los desarrolladores, quienes vamos a poder ampliar la oferta y atender las demandas del nuevo mercado”.

En la búsqueda de soluciones que eleven la oferta, constructoras, el sector público y los bancos están sentados en la misma mesa. Alberto Fernández Prieto, Presidente de la firma homónima afi rma que “somos optimistas.

El cambio en la reglamentación que contemple nuevos instrumentos de fi nanciación es inminente. Esta aparición nos permitirá avanzar con los desarrollos que hasta hoy implican un gran aporte inicial del inversor”.

Sobre el sistema de financiamiento para nuevas obras, Graciana Calcavecchia, Directora Comercial de CRIBA, también opinó que “es importante que el mercado siga convalidando el UVA y el UVI como la nueva unidad de referencia, esto permitirá hacerla extensiva a todos los actores de la construcción”.

Con respecto a la posibilidad de generar fideicomisos financieros para apalancar las obras, Gonzalo Monarca, Presidente de Grupo Monarca, aseguró que “el mercado de capitales es importante no solo para el financiamiento sino para la llegada de fondos de inversión internacionales que tienen una actividad importante en la región y que desde principios de año están definiendo desembarcar en el país no solo para la compra activa de tierra sino para ingresar tanto en el segmento residencial como corporativo”.

  • El monto de las transacciones se duplicó

La cantidad de escrituras de compraventa de inmuebles registró en septiembre un crecimiento de 42,9% respecto del nivel de un año antes, al sumar 6.011 registros, mientras que el monto total de las transacciones realizadas se elevó 104%, a $14.243 millones.

En comparación con agosto de 2017, los actos apenas bajaron 0,2% en cantidad, y subieron 1,6% en pesos, al equivalente a u$s826 millones. En valores corregidos por estacionalidad, la cantidad de transacciones aumentó 5% en el promedio diario. El monto medio de los actos fue de $2,3 millones, con un crecimiento de 42,8% en un año.

En los primeros nueve meses se efectivizaron 42.600 actos de compraventa de inmuebles, con un aumentó de 43,9% en comparación con similar período del año anterior. El monto de las transacciones se elevó 112,3%, a $97.566 millones.