Esta decretado, los restaurantes harán lo que haga falta para sobrevivir al aislamiento obligatorio en esta pademia. El empresario gastronómico Aldo Graziani se animó e inauguró en Palermo, la primera vinoteca al aire libre. Funciona todos los días de 11 a 20 horas.

Graziani es responsable de los restaurantes Aldo’s San Telmo, Aldo’s Palermo, Aldo’s Wine bar, Bebop, Tora restaurante y Virkin. Debe pagar sueldos de 130 trabajadores y si bien con aportes propios está al día, necesita seguir generando para sostener toda su estructura.

La vinoteca esta ubicada en Arévalo 2032, justo en el frente de su restaurante Aldo’s. Aldo Graziani explicó a BAE Negocios: “Tenemos 400 etiquetas de vinos y los ofrecemos a un 15% de descuento, mantenemos la distancia para atender y no se pueden probar. La gente puede entrar a la vinoteca terraza de a uno y se extreman los cuidados”.

A los vinos se suman otras propuestas: “Vendemos conservas caseras que hacemos nosotros de berenjenas, de tomates cherrys, mermeladas caseras, quesos y fiambres para acompañar los vinos. Le sumamos cristalería, aperitivos y tragos embotellados hechos por nosotros”.

Otros reconocidos espacios gastronómicos también agudizan su ingenio. El restaurante de cocina de raíz Alo’s de San Isidro, lanzó un mercado y recibe pedidos por Whatsapp. La reconocida cheff Narda Lepes sumó al delivery, la venta de pan y un mercado en el que productores le acercan sus productos para comercializar en Narda Comedor.

La parrilla La Carnicería de Palermo sumó al delivery una propuesta: “La cajita feliz”. Ofrece 1,8 kilos de ojo de bife o bife de chorizo, 5 kilos de verdura orgánica de estación, 4 chorizos, una de vino tinto Saint Felicien, todo por $2.300.

Aldo Graziani es un precursor, al delivery de sus locales y a su flamante vinoteca suma más servicios desde su página de Instagram. Para hacer más llevadera la cuarentena recomienda todos los días tres vinos a precios imbatibles y organiza charlas a fondo con bodegueros o músicos.

Una idea que generó es #quierosertusommelier. Graziani contó: “Me ofrezco a recomendar vinos, a ayudarlos a maridar comidas y tenemos muy buenos precios. En muchos casos hago yo mismo la entrega en mi auto. Lo que podamos hacer para sobrevivir, lo vamos a hacer”.

Más notas de

Graciela Moreno

Plan B: un catálogo de pymes creadas por trabajadores afectados por la pandemia

Plan B: catálogo solidario de negocios de gente sin trabajo de la industria audiovisual

Cerró el restaurante Dragón Porteño del Barrio Chino y su dueño será delivery de app

Dragón Porteño, fundado hace 20 años, fue uno de los primeros en hacer delivery en el Barrio Chino

Cerró el histórico restaurante Todos Contentos del Barrio Chino

Todos Contentos, el restaurante más querible del Barrio Chino

La cadena de heladerías Persicco cerró su local más emblemático

Cerró el primer local de la cadena Persicco fundado en el 2001

Cerraron 450 cervecerías artesanales y 120 fábricas de cerveza en la pandemia

Cervecerías artesanales en crisis

Cerró el restaurante Sorrento de la avenida Corrientes tras 140 años de historia

Sorrento City, otro restaurante que no sobrevivió a la pandemia

Rodizio Costanera busca socio para reabrir, no paga sueldos desde marzo

Los 60 trabajadores de Rodizio Costanera reclaman el pago de sueldos desde marzo

Las curiosas etiquetas de vinos de Vicentin

Englobadas bajo el nombre Banda de los Sucios: los Vicentin eligieron marcas que hoy, frente a su crítica situación por cesación de pagos, resultan irónicas

Cerró el restaurante La Tekla, remató todo y lo reparte, a cambio de la indemnización

Ricardo Klausner el adiós a un restaurante histórico, La Tekla

Diez locales de bares y restaurantes emblemáticos con cartel de alquiler

La propiedad que albergó a la histórica parrilla La Popular en alquiler