El grupo de servicios sanitarios alemán Siemens Healthineers compró a la estadounidense Varian Medical Systems por USD16.400 millones a través de un acuerdo con que pretende crear un líder mundial en soluciones para el tratamiento del cáncer.

La operación es el primer gran movimiento de crecimiento de Healthineers desde que se segregara de Siemens y saliera a bolsa en 2018, como parte de la reestructuración en la multinacional alemana, que está llevando a cabo una reorganización a gran escala a fin de crear espacio para que sus filiales realicen sus propias operaciones.

Siemens, que mantendrá el control sobre Healthineers, proporcionará financiación puente para la transacción, que se pagará en parte con una ampliación de capital en la sociedad de tecnología médica a finales de este año.

En virtud del acuerdo alcanzado, Healthineers adquirirá todas las acciones de Varian a un precio de 177,50 dólares en efectivo cada una, lo que representa una prima del 24% sobre el precio de cierre de la empresa estadounidense el viernes y un 42% por encima de media ponderada de los últimos 30 días.

"Con esta adquisición, estamos fortaleciendo significativamente nuestra posición —además de la cardiología y la neurología— en el campo de la oncología", dijo el director financiero, Jochen Schmitz, en una entrevista con Reuters.

El director general, Bernd Montag, rechazó las sugerencias de que Healthineers había pagado de más por Varian. "Es todo un icono en nuestra industria", dijo a los periodistas en una teleconferencia.