Siemens está comenzando lo que podría ser su mayor ronda de recortes de empleos en al menos dos años y podría cerrar varias filiales como parte de un plan de reorganización, según personas familiarizadas con el asunto. Las reducciones caerán en la división de energía y gas de la compañía alemana y en la unidad de productos y sistemas industriales, dijeron las personas que solicitaron no ser identificadas ya que los planes no han sido anunciados.

Podría haber miles de puestos eliminados en el negocio de energía y gas, que fabrica turbinas, mientras que los recortes en las industrias de procesos serán sustanciales, dijo una de las personas. Bloomberg News informó previamente en agosto que se planeaban importantes recortes de empleos en la división de energía y gas, y que un sitio histórico de Berlín se vería particularmente afectado.

Manager Magazin informó el jueves que 11 de las 23 unidades de energía y gas podrían cerrarse o venderse, incluido uno en la ciudad de Erfurt, en el este de Alemania. El anuncio, que probablemente se hará a inicios de noviembre, podría representar la mayor reorganización de Siemens desde que el máximo ejecutivo Joe Kaeser inició con la reducción de 4.500 empleos en mayo de 2015.