En el marco de la sanción de la nueva ley de alquileres y su entrada en vigor el pasado 1° de julio, el portal Zonaprop realizó una encuesta entre sus usuarios e inmobiliarias y desarrolladoras para conocer cómo recibieron esta nueva normativa. El 90% de los encuestados trabaja en una inmobiliaria, mientras que el resto lo hace en una constructora o desarrolladora.

 

Como primer dato a destacar en relación a los usuarios es que la mayor parte de ellos (63,1%) declaró estar al tanto de la sanción de esta nueva ley. De hecho, un 63,3% considera este hecho como positivo, ya que cree que la nueva ley beneficiará al inquilino y facilitará su acceso a un alquiler.

 

Sin embargo, el 73,04% de quienes respondieron cree que la sanción de esta ley afectará los precios y los alquileres serán más caros, contra un 19,3% que considera que no impactará en los montos y un 7,6% que piensa que, a partir de esta ley, los alquileres serán más baratos.

 

En contraposición a estas respuestas, el 82,4% de los clientes considera que esta ley no generará ningún tipo de beneficio. Además, la mayoría de ellos (79,7%) piensa que la indexación fomentará un aumento superior al pactado previo a la reglamentación de la ley, contra un 14,4% que cree que los alquileres aumentarán menos que antes de la reglamentación de la ley y un 6% que sostiene que se mantendrán igual.

 

Del total de los usuarios encuestados, el 77,5% alquila o busca una propiedad para alquilar. Al momento de describir su situación actual, el 37,8% quiere mudarse a una propiedad más amplia, el 26,1% necesita mudarse porque vence su contrato, el 20,76% debe trasladarse a una unidad de menor tamaño para reducir gastos y el 15,2% vive con sus padres, pero quiere ir a vivir solo/a.

 

El 72,7% de los usuarios encuestados que actualmente alquila aseguró no tener problemas para pagar el alquiler.

 

Al momento de definir las mayores dificultades que se enfrentan a la hora de buscar una propiedad para alquilar, el 44,9% respondió que la proporción del alquiler y gastos pedidos es muy grande en relación con los ingresos; el 28,8% manifestó carecer de garantía propietaria; el 13,7% declaró no conseguir una propiedad donde el propietario emita factura; el 7,4% planteó no contar con ingresos comprobables y el 5,1% dijo no poder afrontar el gasto de una fianza o seguro.

 

Las inmobiliarias también reconocen las principales dificultades que tienen los inquilinos y consideran que la falta de garantía propietaria (29,6%) es la más común. Asimismo, agregan otras falencias como: locatarios que no cuentan con ingresos comprobables (20,0%), la proporción del alquiler y gastos pedidos es alta en relación a los ingresos del locatario (16,8%), no encontrar una propiedad donde el propietario emita factura (12%) e inquilinos que no pueden afrontar el gasto de una fianza o seguro (11,2%)

 

Con respecto a la ley en sí, el 62,6% de los usuarios resaltó como factor destacable la indexación del valor del alquiler entre salarios e inflación; el 60,5% remarcó la extensión del plazo del contrato a 3 años; el 59% destacó la reducción del depósito de garantía a un mes de alquiler; el 44,7% planteó como un beneficio que las expensas extraordinarias e impuestos que graven la propiedad pasen a ser responsabilidad del propietario; el 47,9% destaco como positivo las nuevas opciones para facilitar las garantías para los inquilinos, no sólo a través de la garantía inmobiliaria. (aval bancario; seguro de caución; garantía de fianza; o garantía personal del inquilino); el 14,8% respondió que es interesante el desarrollo de mecanismos de bajo costo o gratuitos para la resolución de conflictos derivados de los contratos de locación.

 

Al igual que los usuarios, las inmobiliarias y desarrolladoras destacaron como importante la indexación del valor del alquiler entre salarios e inflación (69,6%); la extensión del plazo del contrato a 3 años (68%), la reducción del depósito de garantía a un mes de alquiler (49,6%) y las nuevas opciones para facilitar las garantías para los inquilinos, no sólo a través de la garantía inmobiliaria. 

 

Con respecto a la posibilidad de que la ley influya o no en la cantidad de avisos de alquiler disponibles, el 45,9% de los usuarios cree habrá una menor cantidad de propiedades en alquiler; el 45,7% piensa que la cantidad de propiedades en alquiler se mantendrá igual y un 8,5% piensa que habrá mayor cantidad de propiedades en alquiler. Por su parte, el 71,2% de los encuestados del sector inmobiliario cree que disminuirá la cantidad de propiedades en alquiler, contra el 28,8% que considera que la cantidad de propiedades en alquiler se mantendrá igual.