La pandemia muestra impactos cada vez más claros en varios aspectos de los negocios, y en consecuencia en las acciones y decisiones de las empresas.

Según el último relevamiento de la consultora Mercer, el 38% de las empresas señaló que el Covid-19 tuvo un impacto moderado en su negocio; para el 26% fue significativo y para el 16% fue muy significativo. Otro 16% señaló que tuvo un impacto mínimo y un 4% respondió que tuvo que cerrar el negocio.

La tercera encuesta fue realizada entre 200 compañías líderes de Argentina con el objetivo de conocer prácticas, decisiones, desafíos e iniciativas que se están implementando en el mercado como consecuencia de la coyuntura.

Las empresas están revisando el tamaño de su dotación, incrementos salariales, objetivos comerciales, y el otorgamiento de beneficios a sus empleados. El 53% señaló que no están previstas modificaciones en la plantilla; un 26% dijo que están suspendidas las contrataciones para el año en curso; un 11% respondió que reducirá su plantel (con posterioridad a la vigencia del decreto 329/2020); un 7% indicó que suspenderá personal y un 3% indicó que realizará otras acciones.

Con respecto a las previsiones salariales, el 45% otorgará el incremento del primer semestre como estaba previsto; el 18% todavía no lo ha definido; el 15% lo otorgará, pero se postergará en el tiempo; el 13% no dará el incremento que estaba previsto y el 9% lo otorgará, pero modificará el porcentaje de incremento a la baja.

La mayor incertidumbre está planteada para el incremento del segundo semestre debido a que el 69% de las empresas aún no definió si realizará alguna modificación al respecto. El 21% no realizará cambios; el 8% no concretará cambios a la baja y el 2% sí los hará.

En relación al pago del bono por desempeño 2019, una gran parte de las compañías ya lo habían pagado con anterioridad a la pandemia (44%), o bien no cree que a esta altura modificará su pago (40%), un 5% indicó que se postergará el pago del bono al tercer o cuarto trimestre; un 1% señaló que se reducirá el importe del bono por performance 2019 y el 10% señaló que tomará otras medidas.

Desde que surgió el Covid-19 las empresas se han enfocado en la reducción de gastos de viajes (73%), capacitaciones (56%), marketing (45%); personal tercerizado (39%); licencias y suscripciones (25%), alquileres (13%) y la revisión de los presupuestos de cada área con un objetivo de reducción concreto (64%).

Los beneficios tradicionales como cobertura médica, planes de pensión, auto compañía no están siendo revisados, pero sí lo están siendo aquellos que signifiquen un ahorro importante de gastos, tales como: gimnasio, transporte y comedor.

Antes del Covid-19, el 45% de las empresas tenía menos del 25% de su dotación trabajando en forma remota de manera regular. Ahora se aceleró esta digitalización y la implementación del home office para toda la organización.

"Hoy más que nunca las empresas tienen que cuidar la experiencia del empleado, que es la combinación entre lo que este espera y lo que sucede efectivamente en el ambiente de la organización en que se desempeña", destacó Ivana Thornton, Directora de Career de Mercer.