El 69% de los locales comerciales de proximidad de indumentaria y el 74% de venta de calzado volvieron a abrir sus puertas después de 80 días de inactividad, a causa de la emergencia sanitaria, según un relevamiento de la Federación de Comercio e industria de la ciudad de Buenos Aires (Fecoba).

No obstante, el reporte –que incluye 60 centros comerciales porteños- indicó que la facturación promedio fue de 21% para la indumentaria y de 23% para el calzado, de la que se genera en un día normal de ventas.

"Hubo muchos locales que no pudieron atender al público ya que debieron adaptar los nuevos protocolos sanitarios que les permiten trabajar. Fue un día de ensayo para muchos", describió el presidente de la Fecoba, Fabián Castillo, a través de un comunicado.

La entidad que representa a las pymes porteñas informó también que la afluencia de público en los locales "fue más por consultas que por operaciones de venta".

"Se trató de un día muy especial para cerca de 18.000 comercios de la Ciudad. Después de 80 días de no poder facturar, el escenario que nos espera es muy complejo", estimó Castillo.

Además, la entidad reiteró la preocupación por los sectores vinculados con el comercio y la industria que aún no pueden trabajar como las joyerías, peluquerías y gimnasios, entre otros.