La ausencia de lluvias sobre la Argentina sigue siendo motivo por el cual el precio de la soja sigue escalando posiciones aunque también por el debilitamiento del dólar. Ayer en Chicago su cotización cerró en u$s364 la tonelada. En el plano local ganó 2,8% tras alcanzar los $5.400.