Los futuros de soja en Chicago finalizaron ayer en alza a partir del temor que predomina respecto a disminuciones de los cultivos en Argentina por la sequía. En el plano local, la oleaginosa alcanzó los $6.300 la tonelada lo que generó un volumen de ventas, además la posición mayo llegó a los u$s300 que busca el productor.