El sushi es uno de los platillos más elegidos por los argentinos: copan las app de delivery y cada vez hay más restaurantes que ofrecen esta comida en todas sus variantes. Sin embargo, los sucesos económicos que acompañaron a la disparada de los dólares paralelos y las restricciones en el acceso a divisas para importación, llevaron a los empresarios gastronómicos a buscar una alternativa local para uno de sus ingredientes clave: el salmón.

De este modo, un comerciante resaltó la dificultad para traer el salmón de Chile, cuyo costo por caja pasó de 50 a 100 mil pesos el último lunes.

“Cuando empezamos a hacer los pedidos, los precios llegaron al doble: antes comprabas una caja de salmón a 50 mil pesos y ahora vinieron a 100 mil”, explicó Sergio Asato, colaborador de Club Gastro Japo, un grupo de emprendedores que se dedica a la gastronomía japonesa, en declaraciones a TN.

En esa línea, advirtió que si bien "el salmón está entrando en argentina", antes "llegaban tres camiones" con ese producto y "ahora pasó un solo camión". 

"El que importa el salmón imagino que tiene que ir con los dólares a la frontera, sino no te dan el camión de salmón. En el caso nuestro, antes teníamos una cuenta corriente para pagar el salmón en unos días, y ahora no", explicó Asato.

Niguiris: pieza famosa por la lonja de salmón que recubre la porción de arroz

Propuesta para reemplazar al salmón

Si bien el salmón es un ingrediente clave de esta comida, la coyuntura llevó a los gastronómicos a pensar en la forma de hacer un "sushi nacional" al sustituirlo por la trucha patagónica, otro pescado prémium que incluso se exporta a Japón (tierra del sushi). 

No obstante, Asato explicó que entre el salmón y la trucha existe una "leve" desigualdad. "Está bueno variar y sentir la diferencia", expresó a Clarín y señaló que el primero es "un poco más grasoso", mientras que "la trucha tiene la carne más firme".

Club Gastro Japo ya había atravesado una crisis que los llevó a prescindir del pescado rosa: en 2020, durante la pandemia, los camiones que venían de Chile no podían ingresar y los restaurantes comenzaron a ofrecer otro tipo de platos orientales con productos regionales utilizando verduras, vegetales, carne de pollo y de cerdo como sus principales ingredientes.

Esta vez decidieron optar por una alternativa que les permita seguir elaborando sushi, reemplazando el salmón por "trucha patagónica".

"El salmón viene de 4 o 5 kilos y la trucha es de 3 o 4 kilos, como grande. Pero la carne, en aspecto, es casi igual, y el sabor es suave", aclaró Asato.

Por su parte, el grupo nacional Newsan, junto a su socio Salmon Trout, concretaron la primera exportación de trucha arco iris al mercado japonés, tras una inversión de 22 millones de dólares.