Salió al mercado una nueva tarjeta prepaga que beneficiará con la inclusión financiera a un estimado del 30% de los consumidores no bancarizados y que, por lo tanto, no poseen cuentas en entidades financieras, ni tarjetas de débito y crédito, en Argentina, México y Brasil.

El sistema apunta a un segmento del negocio de compras que movió en la región, a través de Mercado Pago, u$s12.000 millones en los últimos cuatro cuatrimestres.