El grupo de telecomunicaciones italiano Telecom Italia informó que ha llegado a un acuerdo con los sindicatos para despedir a 4.500 trabajadores y reducir el horario y sueldo de otros 30.000 empleados, que permanecerán en la compañía.

El acuerdo se ha alcanzado en las últimas horas y evita así que decenas de miles de personas en todo el país se queden sin trabajo, como inicialmente contemplaba la compañía, según un comunicado.

Serán 4.500 los despedidos "a través de herramientas no traumáticas para los trabajadores", que la compañía no detalla pero que según el diario económico "Il Sole 24 Ore" se producirán de forma progresiva en el arco de los próximos tres años.

Además, "los empleados que cumplan los requisitos mínimos para poder jubilarse antes del 31 de diciembre de 2025 podrán dejar sus puestos anticipadamente, de forma voluntaria".

De forma paralela, cerca de 30.000 trabajadores se beneficiarán de los llamados "contratos solidarios" que en Italia son acuerdos firmados entre empresas y sindicados que prevén una reducción de las horas y del salario, para evitar mermar la plantilla en casos de dificultades económicas para la empresa.

El programa se empezará a aplicar el próximo 19 de junio por una duración de 12 meses y será presentado a los trabajadores en los próximos días para que lo aprueben.