El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, confirmó que la multinacional española estudia la venta o fusiones de algunos de sus activos, especialmente en Latinoamérica, que puedan estar "infravalorados" en la suma de partes que componen la compañía.

"Cuando hablamos de aumentar el retorno sobre el capital empleado, no penséis necesariamente y exclusivamente en ventas, que también nos lo estamos planteando, sino en cualquier operación que nos permita (...) bajar la intensidad de capital", dijo Álvarez-Pallete en la rueda de prensa de presentación de los resultados de 2017 de la multinacional.

"Nosotros estamos muy enfocados en retornos del capital empleado y en cualquier momento exploraremos la forma de poner en valor activos que desde nuestro punto de vista puedan estar infravalorados en la suma de partes de Telefónica, que creemos que hay varios", añadió.

La multinacional española informó que en 2017 ganó 3.132 millones de euros (u$s3.848 millones), un 32,2 % más que en 2016, y recortó su deuda en 4.400 millones de euros (5.406 millones de dólares) en el mismo período.

Su cifra de negocios fue de 12.552 millones de euros.