TikTok, la plataforma de videos más exitosa, está llena de retos bizarros y este es uno de ellos. "Streaming de sueño interactivo en vivo" es la descripción de Jakey Boehm, un australiano de 28 años que le permite a sus seguidores molestarlo cuando intenta dormir mientras transmite todo en tiempo real. Ahora, esta modalidad se convirtió en su trabajo.  

Todos los días hace un vivo cuando se va a dormir y mediante el chat de la aplicación le da la posibilidad a los usuarios de activar diferentes elementos inteligentes de su habitación. Luces, música, un ventilador, un muñeco inflable y hasta burbujas son algunas de las cosas que molestan al tiktoker durante la noche. 

De esta manera, si una persona escribe la palabra clave, se activa, por ejemplo, una canción a un volumen muy fuerte que no le permitirá conciliar el sueño. Lo mismo pueden hacer con el burbujero, que le direcciona burbujas en medio de su cara

"Arruina mi sueño", "controla mi habitación", son algunas de las invitaciones que hace el llamado "influencer del sueño". Aunque más bien, es todo lo contrario. 

Este formato se volvió cada vez más popular en la plataforma de videos, ya que Boehm no es el único que lo implementa. Por eso surgió el término "sleepfluencers" ("influencers del sueño"); con estéticas y procedimientos similares @omg_letmesleep y @best.olty son otras cuentas de TikTok que hacen este tipo de retos virales regularmente. 

Todos ellos se convirtieron en estrellas de la app, al igual que surgen personalidades en Instagram o Twitter. 

Jakey Boehm trabajaba como programador

TikTok, su fuente de trabajo

¿Cómo no está de mal humor todas las noches? Según reveló a Business Insider, Jakey Boehm gana alrededor de 34 mil dólares por mes. Le sacó provecho a las funciones de TikTok y para activar alguno de los objetos que lo molestará, hay que enviarle dinero.  

“Es dinero que te cambia la vida”, aseguró el australiano que trabajaba como programador. Dejó su trabajo cuando vio que había ganado 5 mil dólares durante la primera semana en que permitió que lo molestaran de noche. Decidió dedicarse full-time a su nueva fuente de trabajo y le dedica 49 horas semanales. 

Ahora que tiene una de las cuentas más famosas en su país, gana dinero en TikTok porque se conecta diariamente para "entretener" a sus seguidores. “Disfruto haciéndolo. Ver crecer la página de forma tan constante me da mucha alegría”, señaló el influencer.