Después dos meses de sueldos adeudados y más de un año de inestabilidad, un grupo de trabajadores del Grupo Garbarino tomaron este jueves a la madrugada el depósito central de la empresa ubicado en La Tablada y asesuraron que "no piensan salir hasta que no se regularice el pago de salarios".

"Estamos pasando una situación bastante complicada. Hace dos meses que no cobramos, se debe bono de navidad y a los gerentes el 50% del aguinaldo", explicó a BAE Negocios una de las empleadas de la firma y destacó que tampoco abonaron los aportes a las obras sociales.

"No nos vamos hasta que paguen. Por vos, por todos", es el lema de la convocatoria a la toma del depósito de San Martín 5895 en La Tablada mientras comparten fotos y piden a la comunidad que se haga eco del reclamo en redes sociales con el hashtag #GarbarinoNoPaga.

Desde las 5 de la mañana los trabajadores de Garbarino junto al cuerpo de delegados del Sindicato de Empleados y Obrerios de Comercio y Afines (Seoca) de zona oeste mantienen cortada la entrada y salida de camiones para interrumpir la logística y que no se puedan entregar productos.

"La empresa vienen pasando de mano en mano hace más de un año y nosotros estamos en el medio de esa situación. Entendemos que hay una estrategia de pasar toda la parte comercial de Garbarino a lo que es Market Place o venta por internet. Por eso nos hacemos presentes en el centro de distribución porque creemos que acá es el talón de Aquiles de la empresa y podemos hacernos escuchar", enfatizó Erica Salazar, delegada gremial de la compañía.
 

Además, los trabajadores autoconvocados exigieron saber quiénes son los actuales dueños de la firma para "saber dónde están parados" y que alguien "dé la cara" y les brinde una respuesta.

El Grupo Garbarino fue adquirido hace menos de un año por el empresario Carlos Rosales, protesorero del Club San Lorenzo y presidente de la aseguradora Grupo Prof, la operación incluyó Garbarino, Compumundo, Garbarino Viajes, las fábricas y la financiera.

Salazar reveló en una transmisión en vivo para el Facebook de Seoca que esta mañana fueron recibidos por el gerente de Recursos Humanos, Diego Muñoz, quien les aseguró que la empresa está atravesando una "situación compleja" por el "traspaso" de manos y que "no hay plata". 

"Nos dicen que no hay plata pero no entendemos que no haya plata cuando vemos que están haciendo los negocios por internet", enfatizó Salazar. 

Garbarino: situación de la empresa

Con Carlos Rosales a la cabeza de la compañia, el Grupo Garbarino definió un nuevo modelo de negocios que busca imitar a Mercado Libre.

“Si miramos a la mejor empresa Mercado Libre, vemos que no tiene sucursales y nadie se las reclama. Tenemos que imitar a quienes le va bien. Vamos al modelo de negocio de la empresa más exitosa del país, queremos ser fuerte en ecommerce y tener puntos de pick up para que la gente retire las compras", especificaron fuentes de la empresa. 

Según Garbarino, esta reconversión implica tomar otro tipo de trabajadores como desarrolladores, ingenieros en sistemas y programadores.  "Hay que reconvertir la empresa para que este a la altura de poder satisfacer la demanda que viene a través el ecommerce o de la aplicación”, aseguró.

Por su parte, los manifestantes en La Tablada dicen "basta a todos los atropellos de sus derechos" y ratificaron: "Ya no creemos en nada de los que nos dicen, estamos comprometidos a no movernos hasta que aparzca el sueldo".