En rango de conflicto provincial y nacional se desarrollará hoy a las 16 una reunión en la Secretaría de Comercio en virtud del conflicto por la cesantía de 220 trabajadores de la planta que posee Massalin Particulares en la localidad correntina de Goya. Al conflicto en la ciudad mesopotámica se puede sumar la adhesión solidaria y en forma de huelga de los trabajadores de Massalín que se desempeñan en Merlo, provincia de Buenos Aires.

Más allá de que fue dictada la conciliación obligatoria por 15 días y el jueves 31 está prevista una audiencia en la secretaría de Trabajo esta tarde llegarán a Comercio el gobernador de Corrientes Gustavo Valdés, Ignacio Osella intendente de Goya como también representantes de la empresa que integra el grupo Phillips Morris como también dirigentes sindicales del sector y autoridades de Lealtad Comercial.

Se mantiene alguna expectativa de avanzar sobre variantes y una posible salida al conflicto, según lo reiteró Raúl Quiñones del Suetra a BAE Negocios. En efecto la mesa de diálogo de hoy se considera relevante respecto a la previa de la instancia conciliatoria activada en virtud de la ley 14.786. El conflicto quedó en el centro de la actualidad correntina y nacional cuando Massalín anunció la decisión de cesar las operaciones de producción en Goya luego de más de 65 años de actividad en la provincia. Incluso la firma pensaba reubicar a unos 30 trabajadores de Goya en la planta que posee en la localidad bonaerense de Merlo, alternativa que ingresó en “stand by” a partir del dictado de la conciliación obligatoria que aplicó el Gobierno Nacional.

Solidaridad

El conflicto por los empleos en zona de riesgo motorizó la solidaridad de trabajadores, como reseñaron Quiñones del Suetra y Juan Martini de la Federación Obrera del Tabaco. En efecto tanto la cúpula como los afiliados del Suetra analizaron la posibilidad de que los empleados que prestan servicios en la localidad boanerense de Merlo, activen medidas de fuerza incluso paralizar la producción por tiempo indeterminado. En la sede que ese sindicato posee en el barrio porteño de Flores los referentes sindicales correntinos analizaron tanto la previa a la reunión de hoy en Comercio como también los pasos a seguir si no aparecen alternativas de solución.

“La conciliación obligatoria es para la planta de Goya. Y así como la empresa informó a los medios la situación de la planta, este sindicato también está informando los pasos a seguir”, indicó el dirigente sindical correntino Juan Giaigischia.