El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, emitió un comunicado para informar que bloqueó la venta de Qualcomm a Broadcom.

La compañía estadounidense Qualcomm es el fabricante del chip Snapdragon, líder en procesadores de smartphones. Una de sus principales rivales, la compañía Broadcom con sede en Singapur, está interesada en comprar la compañía por u$s117.000 millones.

La venta no ha sido autorizada por el consejo de accionistas de Qualcomm.

Las razones que esgrime Trump para bloquear la venta son de "seguridad nacional". Broadcom ha respondido en una nota en la que asegura que este movimiento no supone ningún peligro a la seguridad de los EE.UU. En el comunicado de Trump no solo se bloquea esta compra: también prohibe de manera explícita otros movimientos similares de compañías extranjeras hacia empresas residentes en Estados Unidos.

Qualcomm deberá celebrar una junta de accionistas en los próximos diez días para hacer efectiva la orden presidencial. En caso contrario, la orden permite al Fiscal General tomar las acciones necesarias para su cumplimiento.

El mandatario actuó por recomendación del Comité de Inversiones Extranjeras de Estados Unidos. La decisión de impedir la operación fue revelada justo horas después de que Hock Tan, el jefe ejecutivo de Broadcom, se reuniera con funcionarios del Pentágono en una intento desesperado para rescatar la venta.

No es la primera vez que el mandatario prohibe una venta. En septiembre, bloqueó la venta de Lattice Semiconductor a un inversor con respaldo chino.