El gobierno tucumano y representantes de los factores azucareros de la provincia solicitaron hoy a la Justicia Federal que se deje sin efecto la ordenanza de la Municipalidad de Córdoba que restringe el uso del azúcar en los establecimientos gastronómicos de esa ciudad, por considerar que la norma "es dañina e inconstitucional", además de perjudicial para los intereses económicos del sector.

El fiscal Daniel Leiva explicó que acompañaron a los azucareros tucumanos promoviendo ante la Justicia Federal una acción de inconstitucionalidad y un pedido de medida cautelar.

"Hemos hecho todos los intentos por la vía del diálogo y el consenso pero al no tener respuesta no nos queda otra instancia que recurrir a la Justicia", aseguró el gobernador Juan Manzur.

La ordenanza aprobada en Córdoba busca promover el uso responsable del azúcar en los bares y en los restaurantes, como en el caso de la sal, y se obliga a quitar los sobrecitos de las mesas para que el cliente se vea obligado a pedirlos a los mozos.