El gigante Uber Technologies compró a la empresa Postmates por USD2.650 millones en un acuerdo estructurado al 100% en acciones que le dará mayor presencia en el negocio de reparto de comida a domicilio en un momento de auge del sector por los confinamientos contra el coronavirus.

Uber, presionado por un negocio principal de transporte que está sufriendo por la pandemia, ofrece una prima de alrededor del 10% sobre la última valoración de Postmates, de USD2.400 millones. En septiembre, Postmates recaudó USD225 millones en una ronda de financiación entre invesores privados.

Uber calcula que emitirá unos 84 millones de acciones ordinarias para financiar la compra de Postmates, dijo la compañía en un comunicado.

Los consejos de ambas empresas han aprobado la transacción, y accionistas que representan la mayoría de las acciones en circulación de Postmates se han comprometido a dar luz verde a la operación, añadió la tecnológica estadounidense.

Postmates opera en 4.200 ciudades de Estados Unidos repartiendo comida y otros productos de restaurantes y tiendas al domicilio de los clientes.

Fundada en 2011 y con sede en San Francisco, Postmates tenía una cuota del 8% del mercado de reparto de comida a domicilio en mayo, con DoorDash a la cabeza con el 44% del mercado, según la consultora Second Measure.

Uber pugnó también por Grubhub Inc a través de su filial Uber Eats, pero renunció después de que Just Eat Takeaway.com NV rubricase el mes pasado un acuerdo para comprar la empresa estadounidense por USD7.300 millones.