Uber retira de Argentina y Colombia su servicio de delivery de comidas " Uber Eats" a partir del 22 de noviembre con el fin de "enfocar recursos y energía en otros mercados alrededor del mundo". No obstante, aclaró que el transporte de pasajeros continuará en funcionamiento.

Así lo anunció a través de un comunicado vía mail a usuarios y empleados en el que destacó su compromiso con "las inversiones en ambos países, ofreciendo a las personas una solución de movilidad segura, accesible y confiable”.

La empresa estadounidense ya había retirado el servicio de comidas de Uruguay, Perú, Arabia Saudita y Honduras en mayo, donde tal como en Argentina y Colombia, no pudo establecer liderazgo en el rubro en el que compiten también otras apps de delivery como PedidosYa y Rappi.

“Hemos tomado la decisión de descontinuar el servicio de Uber Eats en Argentina y Colombia. Esto nos permitirá enfocar recursos y energía en otros mercados alrededor del mundo", indicó Uber y amplió: "Esta decisión se aplica sólo al servicio de Uber Eats y no afecta al negocio de viajes compartidos de Uber. Seguimos totalmente comprometidos con nuestras inversiones en ambos países, ofreciendo a las personas una solución de movilidad segura, accesible y confiable”.

Uber aterrizó en el país en 2016 y Uber Eats llegó dos años más tarde, a fines de 2018, cuando comenzó a ofrecer el transporte de pedidos a distintos restaurantes. Por la pandemia, agregó servicios como "Essentials", para el transporte de personal esencial y "Flash", para la entrega de paquetería. Ambos seguirán en funcionamiento. En la región, la app continuará operando en Brasil y Chile.