Una sucursal del supermercado La Anónima volvió a atender a sus clientes según el número de DNI por la escalada de los contagios de Covid-19. Así, quienes deseen comprar deberán concurrir cuando le corresponda según su documento termine en un número par o impar.

Se trata de la sucursal de la cadena de supermercados ubicada en la localidad santacruceña Veintiocho de Noviembre, que volvió a implementar la modalidad de atención presencial "par-impar", que fue utilizada en varios puntos del país durante la cuarentena estricta en 2020.

De esta manera, la cadena de supermercados informó que los lunes, miércoles y viernes ingresarán los clientes con número par, mientras que los martes, jueves y sábado lo harán quienes tengan número impar. Mientras que los días domingo será repartido: el 16 de enero para los número par y el 23 de enero para los impar. 

Contagios de Covid

La razón detrás de esta decisión es el sistemático aumento de casos positivos de Covid-19 en el departamento patagónico de Güer Aike. En Santa Cruz, el último reporte diario registró un total 759 nuevo contagios.

A su vez, la provincia del sur tiene una tasa de positivos de 229.005 cada millón de habitantes, en comparación, el promedio nacional es de 142.398. De hecho, Santa Cruz es el tercer distrito con la tasa de contagios más alta, solo detrás de La Pampa y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA).

Salidas por número de DNI en CABA

Esta modalidad fue utilizada a principios de la pandemia de coronavirus en la Ciudad de Buenos Aires. A partir del sábado 16 de mayo de 2020, los menores de hasta 16 años pudieron salir por una hora durante un día de cada fin de semana en un rango de 500 metros de sus casas, acompañados por una persona adulta responsable. El día asignado para salir dependía del número de DNI.

A mediados de junio, este criterio se usó también a la hora de permitir las actividades físicas al aire libre y, más adelante, las compras en negocios no esenciales. Finalmente, el Gobierno porteño eliminó la restricción el jueves 24 de septiembre de 2020, a través de una resolución en el Boletín Oficial porteño.