La startup argentina Lemon, con su billetera virtual que combina pesos con criptomonedas, recaudó 16,3 millones de dólares en una financiación de Serie A, la más alta para una empresa fintech del país.

La ronda fue liderada por Kingsway Capital, un importante fondo de inversión del Reino Unido. También se sumaron inversores globales como Draper Associates, Valor Capital, Cadenza Ventures, Draper Cygnus, Trampoline Venture Partners (Amagis Capital), Coinbase Ventures, Borderless Capital, Reserve, Draper University Ventures, Celo, Supervielle y Andrés Bilbao, co-fundador de Rappi.

Esta nueva ronda de inversión potencia los planes y el crecimiento de Lemon en la región. El dinero será utilizado para duplicar su equipo con talentos de calidad, emitir las tarjetas prepagas que logren llevar las ganancias de las criptos a las compras de todos los días, agregar más tokens y funciones a la app para expandirse.

"Gracias a la confianza de nuestros inversores de primera línea podemos seguir empujando hacia una infraestructura de pagos sin fronteras donde todos "hablemos" el mismo lenguaje monetario y que cada usuario de Lemon pueda poseer una parte del futuro en su celular. Tenemos como meta permitir la transición del pasado al futuro, al tender un puente de la capa 1 a la capa 2, evolucionando hacia un nuevo humano descentralizado", destaca Marcelo Cavazzoli, cofundador de Lemon.

La nueva Serie se suma al millón de dólares que levantaron durante la pandemia en su ronda semilla, provenientes de fondos de inversión importantes como Draper University, quienes acompañaron a la startup desde sus inicios confiando en el roadmap proyectado.

"Confiamos en que Lemon es el puente necesario para unir las finanzas tradicionales con la nueva economía digital. Es la solución que simplifica la entrada al mundo cripto en América Latina: están cambiando la forma en la que los latinoamericanos se relacionan con su dinero", comenta Draper Associates.

Confianza

 

En el contexto latinoamericano, las criptomonedas son una alternativa concreta para mejorar la economía de las personas. Y, en este punto, la propuesta de valor de la fintech cripto se diferencia de otras empresas: el foco está puesto en la usabilidad y accesibilidad de las criptomonedas.

Con más de 60.000 personas en la lista de espera, se preparan para lanzar Lemon Card, la primera tarjeta prepaga que combina pesos con criptomonedas. Permitirá llevar las ganancias de las criptos a las compras del día a día en cualquier comercio del mundo gracias a su alianza con Visa.