Los emprendedores argentinos Martín Centeno y Juan Crovetto lanzaron al mercado una startup que promete agilizar los engorrosos trámites que hay que hacer cuando a uno le chocan el auto.

Mediante la plataforma AutoReclamo el usuario puede contactarse con el seguro, talleres, empresas de repuesto y hasta con asesores legales.

Actualmente, en el mercado argentino, hay 14 millones de vehículos circulando y más del 75% cuentan con seguro y tienen coberturas de terceros completo o responsabilidad civil. Esto hace que, ante un choque con un tercero, el damnificado tenga que iniciar el reclamo por sus propios medios. Este proceso suele ser complejo para el propietario del auto dañado, dicen en la empresa.

"Trabajamos con todas las compañías de seguro, teniendo en cuenta que los mecanismos y tiempos de respuesta de cada una pueden ser distintos. Nuestro compromiso es intentar buscar una pronta resolución que beneficie a todas las partes", asegura Crovetto.

El proyecto comenzó inicialmente en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Gran Buenos Aires y ya inició su expansión hacia el interior del país.