Una refinería de YPF está operando con una planta mínima de trabajadores debido a una caída en el consumo y la falta de espacio de almacenamiento, en medio del colapso en los precios mundiales del crudo durante la pandemia de coronavirus.

El vocero de la petrolera argentina dijo que la refinería Plaza Huincul, que normalmente produce alrededor de 28.000 barriles diarios, está operando con niveles mínimos de personal, pero que no había detenido sus operaciones.

En tanto, la refinería de metanol de la compañía que forma parte del complejo continúa funcionando normalmente, agregó.