Como si ya no alcanzara con el frente interno en la Unión Europea (UE), el gobierno de Uruguay tomó distancia de sus socios del Mercosur y no volverá a las negociaciones con el eurobloque si las ofertas por la carne y etanol no son mejoradas.

Así lo informaron a BAE Negocios fuentes del Mercosur, desde donde plantearon que Uruguay es el país que tiene la postura más rígida respecto de la obligación europea de apurar su listado de bienes. "Si bien no hubo comunicaciones formales entre las cancillerías, se sabe que Uruguay no quiere sentarse de nuevo a la mesa con la UE si no se elevan los cupos para las carne vacuna y el etanol", relataron las fuentes consultadas.

Esta coyuntura pone un manto de incertidumbre sobre el próximo encuentro entre las partes ya que la intención inicial era fijar una cumbre para este mes. "Es muy difícil que Europa muestre números diferentes este mes porque no existen discusiones intensas ahora. Como Uruguay está muy firme, lo más probable es que no haya encuentros interbloque hasta febrero", plantearon en el bloque sudamericano.

La UE ofreció en octubre pasado los estrechos volúmenes de 70.000 toneladas anuales de carne, y 600.000 toneladas anuales de etanol, lo cual fue rechazado de plano por la Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. Desde entonces, la UE se comprometió a mejorar la oferta para que toda la negociación se acelere, pero nada de eso sucedió a pesar de los febriles intentos durante la cumbre de la OMC en Buenos Aires.

Incluso, a fin de año, el comisario europeo de Agricultura, Phil Hogan, dijo que "aún queda trabajo" en las negociaciones con el Mercosur de cara a incluir en el acuerdo comercial "aspectos clave", como las indicaciones geográficas protegidas o más acceso para ciertos productos. En un discurso a los ministros europeos de esa cartera reunidos en Bruselas, Hogan mantuvo que "continúan negociando en todas las áreas pero no habrá un acuerdo a cualquier precio".

Durante la Conferencia Ministerial de la OMC, entre el 10 y 13 de diciembre pasado, el canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa había declarado en alusión al eurobloque que "dijeron que estaban en condiciones (de mejorar la oferta). Lamentablemente no lo hicieron. Estamos a la expectativa".