El consorcio automovilístico alemán Volkswagen (VW) tendrá que llamar a talleres cerca de 700.000 vehículos de los modelos Tiguan y Touran. La razón de la revisión de esos modelos es que en el panel de luz del techo pueden producirse cortocircuitos en caso de humedad, precisó el grupo.

Sólo en Alemania se verán afectados por la llamada a talleres cerca de 50.000 vehículos. Según VW, el problema afecta a las unidades de la nueva generación que se han fabricado hasta el 5 de julio pasado.