El gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, anunció desde Houston el pase a desarrollo masivo de tres nuevas áreas hidrocarburíferas operadas por la empresa Shell en Vaca Muerta, un plan que triplicará la producción actual de petróleo y duplicará los puestos de trabajo hacia fin de año.

El gobierno neuquino informó a última hora de ayer que el desarrollo comprende las áreas Cruz de Lorena, Sierras Blancas y Coirón Amargo Sur Oeste, y se extenderá durante el período 2019-2025 con el objetivo de perforar 304 pozos en 38 locaciones.

Asimismo, anunció la construcción de una planta de procesamiento de crudo, instalaciones de superficie para las 38 locaciones, 100 kilómetros de caminos internos, 75 kilómetros de oleoductos y gasoductos, líneas eléctricas, tres reservorios de agua y un acueducto secundario que se conecta con el ya construido.

Los socios en los tres bloques son la petrolera estatal Gas y Petróleo del Neuquén (GyP), con una participación del 10% en las tres áreas; Vista Oil and Gas (la empresa del ex CEO de YPF, Miguel Galuccio) con un 10% de participación en Coirón Amargo Sur Oeste; Shell, con el 90% de las áreas Sierras Blancas y Cruz de Lorena, y el 80% de Coirón Amargo Sur Oeste.

Según informaron fuentes gubernamentales, la producción actual ronda los 4.500 barriles por día, y el objetivo es llegar a 40.000 barriles diarios en 2021 y 70.000 en 2025. 

Del encuentro en Houston participaron el vicepresidente de Aguas Profundas de Royal Dutch Shell, Wael Sawan; el gerente técnico de Shell para la Argentina, Ed Kruijs; y el gerente general de Operaciones No Convencionales del área de Pozos y Logística, Shayne Dustin.

Por su parte, Gutiérrez estuvo acompañado por el ministro de Energía y Recursos Naturales de Neuquén, Alejandro Monteiro; y el presidente de GyP, Alberto Saggese.