La agroexportadora Vicentin presentó una oferta de Acuerdo Preventivo Extrajudicial (APE) a sus acreedores que contempla la cancelación de la deuda en un solo pago para 1.200 pequeños productores y en hasta ocho años para corredores y acopiadores, informaron fuentes de la compañía. No hubo oferta para la millonaria deuda del Banco Nación que desató un escándalo, luego de un informe de la entidad por la cantidad de créditos que recibió durante la gestión de Javier González Fraga.

La cerealera, que entró en cesación de pagos en diciembre pasado, busca de esta manera evitar un concurso preventivo de acreedores, para lo cual elaboró una oferta enviada a sus acreedores que consiste en tres puntos.

Sin embargo, como ya contó BAE Negocios, el vicepresidente del Banco Nación, Matias Tombolini, confirmó que la empresa aún no presentó una propuesta de cancelación de la deuda ante las autoridades de la entidad financiera, que presentó un lapidario informe sobre su deuda, en el que considera que hubo una "maniobra fraudulenta" amparada por el gobierno de Mauricio Macri y el ex presidente de la entidad, González Fraga.

El Banco inició, además, un sumario interno para determinar por qué se le siguió prestando dinero cuando estaba por encima del nivel autorizado y agrega que que los ingresos de la compañía no justifican "la crisis financiera" que alega.

En la propuesta conocida tras el escándalo, Vicentin propone, por un lado, que “toda la deuda quedará dolarizada, sin quita” y “los créditos por negocios fijados/facturados en pesos, se dolarizarán todo al tipo de cambio del Banco de la Nación Argentina del 4 de diciembre” último.

En tanto, “los negocios que no estén fijados/facturados, se fijarán según precio pizarra Rosario del 4 de diciembre”, se detalla en la propuesta a la que accedió Télam.

El segundo punto de la oferta dice que “se hará un pago inicial de 20 por ciento del crédito, con un mínimo de U$S30.000 o la suma menor a la que ascienda el crédito”.

Según un vocero de Vicentin, ese punto supone la cancelación en un solo pago de unos 1.200 pequeños productores que cuentan con acreencias de la cerealera santafesina.

Para el resto, que incluye a acopiadores y traders –cuyo monto de acreencias supera los 30 mil dólares- la propuesta consiste en que “el 80 por ciento restante se pagará al final del año ocho, contado desde la homologación” del acuerdo.

“Pero quienes vendan mercadería a Vicentin –abunda la oferta- podrán recibir pagos adelantados, a cuenta, por hasta un 16.6 por ciento por año, lo que implica que en 6 años podrían recuperar todo”.

Además, la compañía de agronegocios “pagará un plus con la venta de granos de soja a US$7 entrega en abril/mayo/junio; US$10 julio a marzo; Girasol US$10 todo el año y trigo y maíz US$4 todo el año”.

Luego del escándalo, la empresa tuvo que apurar su propuesta, que aún deja muchas dudas en el mercado de granos, aunque ahora queda en manos de los acreedores contrastar el ofrecimiento con la posibilidad de una convocatoria en la Justicia, lo que extendería los plazos de resolución.

Según publicó Página 12, alrededor de 60 de esos acreedores ya se presentaron a la Cámara Arbitral de la Bolsa de Comercio de Rosario reclamando el pago, aunque ahora habrá que ver si levantan los litigios. 

“Lo central de la propuesta es que a unos 1.200 productores chicos se les salda el total de la deuda por mercadería entregada”, resaltó un vocero de Vicentin.

“Eso es un alivio muy grande”, añadió, para señalar que “después se espera la aprobación de los productores más grandes, que son unos 200 y tienen que darle el aval a la propuesta”, concluyó.