La empresa cerealera Vicentin presentó ante el juez civil y comercial de primera instancia de Reconquista, Fabián Lorenzini, su propuesta de pago a sus acreedores, que establece una quita de su deuda del 75% y un plazo de 20 años para saldarla.

Vicentin, que se haya en concurso de acreedores, debe en total 1.400 millones de dólares a unos 1.700 acreedores.

La propuesta de la empresa es en verdad puramente testimonial, según se desprende de la propia presentación, ya que tiene la intención de cumplir con el plazo fijado por el juez Lorenzini y de ese modo estirar las negociaciones hasta marzo de 2022.

En ese sentido, el documento que presentó la cerealera ante la Justicia admite que el acto se lleva a cabo "al solo efecto de cumplir con este acto procesal perentorio", para evitar así un posible salvataje.

La presentación se produjo luego de que Vicentin pidiera a Lorenzini, la semana pasada, extender el plazo de exclusividad para dar a conocer su propuesta, lo que requiere de la formalidad de introducir este escrito.

El mayor acreedor de la cerealera es el Banco Nación, con un monto de 300 millones de dólares en total. Le siguen algunos bancos internacionales y luego los productores rurales, a quienes la empresa les debe en total un monto cercano a los 450 millones de dólares.

La propuesta de pagos de Vicentin

El 25% restante de la deuda que quedaría fuera de la quita se pagaría en Obligaciones Negociables (ON) y en un plazo total de 20 años.

Según la propuesta de Vincentin, los acreedores con créditos verificados en dólares recibirían ON pagados en esa moneda.

En cambio, las ON se pagaría en pesos para los acreedores que tienen jusamente su deuda pesificada. Esta situación comprende básicamente a la mayoría de los productores rurales. Debido a que el pago se realizaría al tipo de cambio oficial, la deuda se vería licuada por la inflación acumulada.

Por otra parte, la presentación estipula una negociación aparte para el caso de acreedores "privilegiados", como son las entidades públicas involucradas: el Banco Nación y la AFIP.

La propuesta de Vicentin también establece que la empresa "mantendrá la libre administración y disposición de sus bienes" mientras dure el concurso preventivo.