La cerealera Vicentin trata de agotar las instancias para llegar a un acuerdo definitivo con sus acreedores. En la últimas horas, la agroexportadora le hizo llegar una oferta que incluye el pago a sus proveedores de la mitad de la deuda pero al contado. El compromiso impago con los productores asciende a los USD350 millones. El resto corresponde a los bancos.

La empresa se declaró en "estrés financiero" hace 70 días, con una deuda total de USD1.350 millones.

Por estos días, la compañía con sede en Avellaneda (Santa Fe) busca lograr la mayor cantidad de adherentes posibles para homologar el Acuerdo Preventivo Extrajudicial (APE).

En la 'Opción 2' incluida en la propuesta, la empresa ofrece cancelar los créditos con los clientes comerciales con la "realización de un único pago, al contado, equivalente al 50% del importe. Los pagos previstos en esta Opción de Propuesta, se realizarán en pesos al tipo de cambio Banco Nación divisa comprador o el que se utilice para operaciones granarias en el futuro".

La fecha de cierre será a los 30 días de quedar firme la resolución judicial que homologue el APE.

Ayer la firma había lanzado la "Opción 1" que contempla un pago inicial del 20% del crédito con un mínimo de US$30.000 "o el monto del crédito si éste fuera menor".

Los que no acepten ninguna de las dos propuestas tendrá un plazo de quince días contados desde que quede firme la homologación para elegir, y si transcurrido ese lapso, no hubiera optado por ninguna de las dos opciones, se les asignará la Opción 1.

Vicentin nació a fines de la década del '20 como un pequeño comercio de acopio y ramos generales. Años más tarde, la empresa inició su actividad con la puesta en marcha de su primera planta desmontadora de algodón y fábrica de aceite resultante de la molienda de semillas de algodón, lino y maní.

Hoy, la empresa fundada por la familia Vicentin, vinculada a la bolsa de cereales de Rosario, está entre los cinco grupos de agro mas poderosos del país, con una facturación cercana a los US$1.000 millones.