Luego de casi dos años frenado debido a la pandemia, esta semana regresó el turismo estudiantil a la ciudad de San Carlos de Bariloche, que recibió a alrededor de 1.500 jóvenes durante el fin de semana. Esa cantidad se irá incrementando hasta alcanzar el tope máximo de 5.000 por semana.

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, dio hace unos días la noticia del regreso de los viajes de egresados luego de varios meses de suspensión. Además de dar luz verde en el retorno del turismo para alumnos de escuelas secundarias, también habilitó que los barbijos dejen de ser obligatorios al aire libre, medida a la cual adhirieron varias provincias.

La llegada de los primeros grupos de egresados a Bariloche es parte de una prueba piloto que está llevándose a cabo con distintas empresas, para la cual es esencial que los adolescentes y demás involucrados en su respectivo viaje tengan un PCR negativo, mantengan el uso obligatorio de tapabocas y el respeto de las burbujas establecidas.

El turismo estudiantil fue uno de los sectores de la economía más golpeados durante la pandemia y las restricciones que comenzaron en marzo de 2020, siendo que hasta el 2019 la ciudad localizada en la provincia de Río Negro recibía alrededor de 120.000 jóvenes por temporada.

Actividades para los egresados que ya se encuentran disponibles

De cara al ingreso de los adolescentes de distintas partes del país, la ciudad comenzó a implementar distintos protocolos y procesos de higienización en lugares como locales gastronómicos, comercios, fábricas de chocolates y otras atracciones turísticas de la ciudad. Además, los estudiantes ya se encuentran hospedados en sus respectivos hoteles, y en unos pocos días podrán acceder a las discotecas que fueron acondicionadas de forma especial.
 
El presidente de la Asociación de Turismo Estudiantil de Bariloche, Lato Denoya, expresó en un diálogo con Telam que durante los próximos quince días se planea que ingresen 3.000 mil egresados más, para poder llegar así a la meta de 5.000 por semana.
 
En el caso de que todo salga bien, la ciudad de San Carlos de Bariloche planea ascender el cupo al arribo de 9.0000 turista durante cada semana. Como resultado del retorno de la actividad, los trabajadores del sector se mostraron muy contentos ya que son alrededor de 2.000 familias las que trabajan en forma directa con la actividad.