Desde 1995, Amazon ha sido el principal vendedor de libros electrónicos, lo que le permitió luego ampliarse a otros rubros y convertirse en la principal empresa de comercio electrónico.

Ahora, Wal-Mart busca hacerle frente a la compañía de Jeff Bezos. Para esto, se asoció a la japonesa Rakuten Inc. para vender libros en Estados Unidos, y mejorar su división online de comestibles en el país asiático.

Desde la empresa norteamericana esperan vender 6 millones de ebooks de Rakuten en Estados Unidos

Tres de cada cuatro compras online realizadas en Japón son a través de Rakuten, una compañía de 21 años que no logra expandir su marca por fuera del mercado Nipón.

A partir del tercer trimestre de este año, el catalogo de libros digitales del dispositivo Kobo (propiedad de Rakuten) estará disponible en las tiendas de Wal-Mart. Las acciones de la empresa japonesa avanzaron 4,9% luego de que se anunciara la medida.

La alianza con la llamada “Amazon de Japón” es la medida más reciente de Wal-Mart para asociarse a empresas de tecnología capaces de ayudarla a luchar contra el gigante del comercio electrónico de Seattle. El año pasado, la empresa se alineó con Google para permitir que los compradores hagan pedidos mediante comandos de voz a los dispositivos Google Home y también está trabajando con Uber Technologies Inc. para entregar compras en algunas ciudades. La medida también podría aumentar las ventas de Seiyu, la filial japonesa de Wal-Mart, que sufre dificultades.

“Estamos entusiasmos por colaborar con el principal destino de compras online de Japón”, dijo en un comunicado el máximo ejecutivo de Wal-Mart, Doug McMillon.

“Hace tiempo que no estamos activos en el mercado estadounidense”, dijo en entrevista el máximo ejecutivo de Rakuten Kobo, Michael Tamblyn. Wal-Mart resultaba buena como socia porque aporta escala, potencia operativa y acceso a un grupo numeroso de compradores de libros, explicó.

Wal-Mart entró a Japón en 2002 con una pequeña participación en la empresa Seiyu y adquirió el control mayoritario en 2005. Pese a su flojo desempeño, aún sigue en Japón, incluso tras el retiro de otros minoristas globales como Carrefour SA y Tesco Plc.

Por el otro lado, el nuevo servicio online de entrega de compras, apodado “Rakuten Seiyu Netsuper”, ofrecerá una selección más amplia de alimentos, que son enviados a domicilio. La compañía también aumentará la capacidad abriendo este año un centro logístico especializado, sostuvieron las autoridades.