La poderosa cadena estadounidense Walmart demandó al Estado chileno por "incumplir con su deber de garantizar el orden y la seguridad pública" tras los saqueos que se produjeron en medio del estallido social hace justamente un mes.

La compañía presentó seis recursos de protección contra el Estado de Chile después de que los 384 supermercados que operan en el país, 105 fueron cerrados por daños.

La compañía interpuso acciones en las cortes de Apelaciones de Arica, Puerto Montt, Concepción, Chillán, Temuco y Valdivia. En estas últimas tres los recursos fueron declarados admisibles.

En uno de ellos, se ofició al Consejo de Defensa del Estado para que emita un informe acompañando todos los antecedentes que al respecto obren en su poder.

"Desafortunadamente, el Estado de Chile ha incumplido con su deber de garantizar el orden público y la seguridad pública interior afectando las garantías constitucionales del derecho de propiedad y el derecho de ejercer libremente una actividad económica, garantías consagradas por nuestra Constitución Política de la República", señaló en un comunicado la multinacional, según consigna hoy el Diario Financiero.

"Es un hecho público y notorio que el país se encuentra sumido en una crisis social y política de proporciones. Como también es de público conocimiento que diversos locales de mis representadas han recibido graves ataques por parte de masas de individuos que los han saqueado y/o incendiado, produciendo graves daños a su infraestructura y destruyendo y/o robando los productos exhibidos en sus salas de venta, así como los almacenados en sus bodegas", argumentaron los abogados que representan a la gigante norteamericana.

El ministro de Hacienda, Ignacio Briones, afirmó que "hay que dejar que las instituciones funcionen", al ser consultado por los requerimientos, que dijo desconocer aún.