El grupo español Inditex, dueño de varias marcas de indumentaria como Zara y Massimo Dutti, anunció que cerrará 1.200 tiendas físicas en todo el mundo. Tal como explican en un comunicado, el objetivo es potenciar el negocio online y la tiendas tecnológicamente integradas.

"Nuestra prioridad es la salud y seguridad de nuestras personas y nuestros clientes. Por eso, quiero manifestar públicamente el agradecimiento por la altísima implicación de todo nuestro personal durante la emergencia sanitaria y durante el regreso a las tiendas y centros operativos", dijo el presidente de Inditex, Pablo Isla, al referirse al coronavirus.

En medio de la pandemia, y durante su primer trimestre -del 1° de febrero al 30 de abril-, las ventas sufrieron una fuerte caída del 44% con respecto al primer trimestre de 2019, lo que equivale a pérdidas por 409 millones de euros. Una de las razones detrás de esto es que, por semanas, la empresa llegó a tener cerradas el 88% de sus tiendas. Por el contrario, las ventas online crecieron un 50% en el trimestre, y un 95% interanual durante el mes de abril.