El partido independentista Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) informó este lunes del avance de las negociaciones para investir a su dirigente Pere Aragonès presidente de Cataluña el próximo 26 de marzo.

"Seguimos trabajando con todas las organizaciones independentistas para poder llegar a un acuerdo de investidura para poder formalizar el Gobierno de Cataluña lo antes posible", declaró en rueda de prensa la portavoz de ERC, Marta Vilalta​​​.

Vilalta celebró el preacuerdo alcanzado con otra formación separatista, la Candidatura d'Unitat Popular (CUP), para poder sacar adelante un nuevo Gobierno catalán tras semanas de negociaciones después de las elecciones del 14 de febrero.

Los comicios dieron una mayoría de escaños a las fuerzas políticas partidarias de la independencia de Cataluña, pero hasta la fecha no se pusieron de acuerdo para la formación de un Ejecutivo de coalición.

El acuerdo preliminar entre ERC y CUP incluye "nuevo embate democrático" para reclamar un referéndum sobre el futuro de Cataluña dentro de España, además de aspectos concretos en materia de sanidad, vivienda y orden público.

Pere Aragonès necesita una mayoría absoluta de 68 diputados en el Parlamento de Cataluña para ser investido en una primera ronda o mayoría simple (más votos a favor que en contra) en una segunda votación.

Con 33 diputados en la Cámara, ERC necesita además de la CUP (9 diputados) al otro gran partido independentista, Junts per Catalunya (32 diputados), con quien todavía no consiguió formalizar un pacto de investidura.

La líder de Junts, Laura Borràs, fue elegida recientemente presidenta del Parlamento catalán con el apoyo de los republicanos, por lo que se espera que su partido haga lo mismo para facilitar la presidencia de Aragonès.

Borràs tiene previsto hacer pública en los próximos días su propuesta para el nuevo presidente de Cataluña, un anuncio que debe llegar antes del viernes 26 porque en esa fecha vence el plazo para la investidura.

"Pudimos concretar un preacuerdo con la CUP que fue posible gracias a muchas horas de trabajo, y ahora tenemos que seguir avanzando con Junts y trabajar para la investidura de Pere Aragonès este viernes", señaló la portavoz de ERC en su rueda de prensa.

Vilalta apuntó que las dos fuerzas independentistas quieren "un pacto estable" en el que "no quede ningún aspecto fuera de la mesa", y recordó que una de las cuestiones que marca las negociaciones son las aspiraciones secesionistas.

Desde ERC consideran que serán capaces de alcanzar un pacto con Junts antes del día 26, aunque ambos partidos difieren en el método para tratar de alcanzar la independencia de Cataluña.

Mientras que los de Aragonès son partidarios de negociar con el Gobierno de España para conseguir un referéndum pactado, la fuerza de Borràs -liderada por el expresidente Carles Puigdemont desde Bélgica- aboga por la confrontación con el Estado y rechaza la posibilidad de pactar con el Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Fuente: Sputnik