Semana crítica para los activos financieros argentinos. Los rojos fueron moneda corriente en las últimas ruedas, tras el fuerte deterioro de las expectativas económicas para el corto plazo. Con el nuevo Gabinete Nacional, se aplicaron las primeras medidas (salario mínimo y modificaciones en ganancias) que están dentro de la flexibilización económica esperada de acá a noviembre con el foco puesto en las elecciones.

El mercado toma nota de los efectos en términos cambiarios y monetarios. Los bonos en dólares se desplomaron esta semana entre -6.5% y -7.2%. Así, el rendimiento promedio al 17.8% y la curva profundizó su pendiente negativa. El RP cerró en torno a los 1.630 puntos y se acercó a los máximos alcanzados en marzo.

Las alarmas se encienden dentro del universo en pesos. Se espera una mayor liquidez en la economía que, en el marco de una demanda muy débil, y dado el deterioro del balance del BCRA, implican la continuidad de las presiones en términos cambiarios e inflacionarios.

La demanda sobre los dólares financieros creció y el CCL libre tocó máximos del año (por encima de los $190) borrando toda la baja registrada tras las PASO. Todo esto con un BCRA que mantiene pisado el dólar oficial.

Así, aumentó el apetito sobre los activos DL. Una dinámica que se vio muy bien reflejada en la industria de FCIs, donde por primera vez en el año, el flujo de los fondos DL se mostró en positivo ($11.99 mil millones)

Atentos a la licitación del Tesoro de la semana que viene, la última del mes en donde vencen cerca de 193 mil mil que en su mayoría están en manos privadas
En lo internacional, dos fueron los temas principales a nivel global: los ruidos en China y la FED. Con respecto al último punto, Powell mostró esta vez un tono más hawkish y los miembros del comité anticipan ahora una primera suba de tasas en algún momento del 2022.

Lo interesante estuvo también en las actualizaciones de las proyecciones de la FED: Una inflación transitoria pero elevada y un menor crecimiento este año. En este marco,  la curva de rendimientos soberana ganó pendiente con la tasa a diez años saltando 14 bps en apenas dos ruedas.

*Análisis de PPI