Cierre de mercados

No hay dudas de que el foco en lo local estuvo en las primeras operaciones de los nuevos títulos soberanos. Atentos a los rendimientos de los mismos, fuimos transitando ruedas dispares, y con un volumen de negocios que fue creciendo hacia el final de la semana. Por otro lado, las presiones cambiarias no ceden y obligan al BCRA a profundizar la venta de reservas para sostener el ritmo de devaluación diaria.

Afuera, Wall Street extiende las pérdidas de la mano del sector tecnológico, con el Nasdaq tocando mínimos de las últimas tres semanas y acumulando un rojo del 10% con respecto a los máximos alcanzados en la primera semana de septiembre.