Los bonos soberanos en dólares profundizaron los rojos esta semana, con expectativas en lo propio que no mejoran y en medio de un clima externo complicado para la deuda emergente en general. La curva soberana de ley extranjera fue la más golpeada con caídas de hasta 3% en la semana y rendimientos que superan el 20% en la parte corta de la curva.

El discurso del presidente en el inicio de esta semana poco ayudo a calmar los rojos de la deuda argentina. Las negociaciones con el FMI se retrasan y cada vez se vuelve mas probable que un acuerdo no llegue hasta antes de las elecciones legislativas de octubre.

El RP en este contexto sumo mas de 70 pbs para ubicarse e en 1.590 puntos -niveles máximos desde septiembre-.

En lo cambiario el BCRA sigue acumulando reservas (compro más de 500 millones  de dólares esta semana) en el marco de una demanda regulada y una mayor oferta privada principalmente por parte del sector agroexportador. En este marco, fue desacelerando el ritmo de devaluación de la divisa con el objetivo de reducir presiones inflacionarias. Un punto que además se reflejo en el mercado de futuros con bajas en casi todas las posiciones.

En lo externo, Powell no logró tranquilizar a los mercados con inversores que van rotando desde papales tecnológicos hacia sectores asociados al crecimiento económico. Esto tras un nuevo salto en la tasa norteamericana a diez años que llegó a tocar el 1,6% tras las declaraciones del presidente de la FED y con el dato de empleo que resultó mejor a lo esperado.

*Analista de Portfolio Personal Inversiones