Cierra una nueva semana intensa, y complicada para los activos financieros -sin distinción prácticamente de origen-. A nivel local, no hubo catalizadores positivos, lo que llevó a que sin dudas la recuperación no sea posible; y a nivel externo se combinaron dos sensaciones que pesaron sobre las cotizaciones: la posibilidad de un recorte de los estímulos más rápido primero, y después el temor a que una nueva cepa presione sobre una reaparición de las restricciones, afectando sobre la economía.

En este marco, y aún con los feriados, los principales mercados americanos cerraron con caídas de entre 2% y 3.5%. Misma tendencia para Europa en donde las bolsas cayeron entre 3% y 5.5%, e incluso en Asia aunque acá los rojos apuntaron a un promedio de 2%.

La volatilidad se hizo presente también en las monedas, y en la tasa americana, en un contexto donde primero impactó la posibilidad de una FED más dura y después las probabilidades de que la economía se vea afectada por una nueva ola. En este marco, la tasa de referencia a 10 años cayó en la semana, a niveles de 1.47% el viernes.

Los commodities también se vieron muy afectados por el escenario, con un WTI que como dato perdió sólo el viernes, un 13%. Cerrando así en niveles de USD 68.

Si nos vamos a nivel local, la situación no fue muy diferente. Los bonos en USD siguieron con su tendencia negativa, y cayeron un 5% en promedio, llevando a acumular en el mes fuertes pérdidas. Así el riesgo país ganó 4% ubicándose en zona de máximos, arriba de los 1800 puntos. Los títulos en pesos, por su parte, operaron con mayorías de subas -per leves-. Incluso la misma tendencia para los Dolar Linked.

La suerte del Merval no fue diferente cayendo, otra semana más, en torno al 6%; con acciones líderes que perdieron hasta 10%.

En cuanto al tipo de cambio, se observó cierta descomprensión, con un MEP cerrando en niveles de $200 y un CCL con el GD30 en 212. El dólar oficial, por su parte, se ubica en $100.76; con una suba semanal del 0.29%.

Si lo que tenemos que remarcar son las noticias, en lo financiero, el nuevo cepo del BCRA fue un dato negativo sobre fines de la semana. Puntualmente, mediante un comunicado del BCRA, se informó a las entidades emisoras de tarjeta de crédito que ya no podrán financiar en cuotas pasajes y servicios turísticos en el exterior, en una clara señal del gobierno de intentar “cuidar los dólares”. Con lógica, la medida tuvo un amplio rechazo del sector turístico y no se descarta una presentación ante la Justicia. Oficialmente, por ahora, sostuvieron que es una medida momentánea.

Saliendo de esto, los rumores sobre cómo va un potencial acuerdo con el FMI están a la orden del día. Durante las jornadas monetarias del BCRA, el ministro de Economía Martín Guzmán informó cuáles son los principales desafíos que se discuten con el FMI: cómo construir moneda, los acuerdos de precios, las metas fiscales y tributarias. Todo mientras se está a la espera del “Plan Plurianual” (que sentaría las bases del acuerdo con el organismo), y que se espera para diciembre. 

 *Análisis de PPI