Marzo termina con nuevos rojos. Los bonos soberanos en dólares profundizaron su caída, en medio de algunos ruidos políticos y ante las idas y vueltas en las negociaciones con el FMI. El discurso de Cristina Kirchner demandando términos menos exigentes, en el momento en que Guzmán enfrentaba conversaciones en Estados Unidos con los bonistas que parecían hasta el momento positivas, fue una señal (para el mercado) no del todo favorable.

Los precios, en este marco, se encuentran actualmente muy golpeados después de acumular rojos de entre 5/8% en el mes, y con caídas de más del 14/15% en lo que va del año -con paridades que se ubican hoy cerca del 33% y 34% en promedio-. De esta manera, la curva permanece totalmente invertida con Tires que van desde el 16/17% en la parte larga hasta el 19/21% en la parte más corta.

 

Entramos en un nuevo mes y el foco de atención en lo local no cambia. Atentos a cualquier señal de avance con el FMI, vamos de a poco reorientando la atención a lo político a medida que nos acercamos al armado de listas para las elecciones de medio término. Las elecciones legislativas en este sentido se presentan como un posible punto de quiebre en las expectativas actuales.

En pesos, vimos cierta mejora en la parte corta de la curva CER con el TX21 avanzando +3% en el mes. Esto, ante las expectativas inflacionarias crecientes, al menos a corto plazo. Los bonos DL, en cambio, cayeron entre 4/5% en el mes, proyectando que la inflación se moverá, al menos en el corto plazo, por encima del ritmo de devaluación. El BCRA fue materializando un menor ritmo de depreciación en las últimas semanas y se espera continúe hacia adelante.

En lo internacional, marzo fue un mes que dejó mucho para analizar en un marco de mayor volatilidad y en medio de una clara rotación de carteras. Los inversores se fueron volcando hacia sectores cíclicos y sensibles al crecimiento económico. Una tendencia que se profundizó con la aceleración de la tasa norteamericana –hoy en 1.74%-, ante las expectativas inflacionarias crecientes en medio de la recuperación económica.

*Análisis de Portafolio Personal Inversiones (PPI)